• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EEUU "esperanzado" pero alerta sobre la situación de desplazados en Colombia

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Población, Refugiados y Migración, Anne Richard advirtió de que a la vez que algunos de los desplazados vuelven a sus casas, también otros nuevos sufren desplazamientos forzosos a causa de la violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Población, Refugiados y Migración, Anne Richard, manifestó este viernes su optimismo sobre la situación de los desplazados internos en Colombia, pero advirtió de que el país todavía se enfrenta a un clima muy violento.

Tras un viaje por Colombia y Ecuador para visitar a las víctimas desplazadas por el conflicto interno colombiano a mediados del mes de mayo, Richard consideró en una rueda de prensa que la situación de los desplazamientos forzados mejora notablemente gracias a la Ley de Víctimas y la Ley de Restitución de Tierras impulsadas por el Gobierno de Juan Manuel Santos.

"Creo que realmente el Gobierno merece un reconocimiento" por el trabajo que realiza a través de la Ley de Víctimas, dijo Richard, quien durante su estancia cruzó la frontera con Ecuador tras visitar las ciudades de Villavicencio (Meta) y Florencia (Caquetá).

"Hay buenas noticias y malas noticias", advirtió la alta funcionaria. "Las buenas son que la ley está ayudando realmente a los desplazados y está permitiendo que vuelvan a sus casas", dijo Richard, que agregó que el proceso de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es también un signo de esperanza.

Sin embargo, la secretaria de Estado advirtió de que a la vez que algunos de los desplazados vuelven a sus casas, también otros nuevos sufren desplazamientos forzosos a causa de la violencia.

Respecto al diálogo de paz que mantienen las FARC y el Gobierno colombiano en La Habana, la funcionaria estadounidense se mostró prudente, y advirtió de que los desplazados también son consecuencia de los grupos criminales conectados con el narcotráfico, conocidos como Bacrim.

"Preguntamos a algunas personas si sabían de qué organización estaban recibiendo las amenazas, y por miedo o por desconocimiento, casi siempre respondían que no sabían a qué grupo pertenecían", añadió.

Richard, cuyo programa invierte 41 millones de dólares en la región para trabajar con los refugiados y desplazados por la violencia en Suramérica, llamó a la concienciación mundial sobre esta tragedia, e informó de que uno de los objetivos de su viaje es solicitar más apoyo del Congreso estadounidense para incrementar las ayudas.

"Colombia no es Sudán", dijo la diplomática, al comparar la situación social del país andino, que con cuatro millones de desplazados internos y 400.000 refugiados en los países vecinos, se sitúa por detrás de la nación africana en este tipo de crisis humanitarias.

Richard argumentó que el país latinoamericano se encuentra en un proceso de crecimiento económico y desarrollo social, y dijo ver en Colombia un "verdadero potencial" en los años futuros.