• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EEUU espera que “El Chapo” sea extraditado a finales de este año

Joaquín "el Chapo" Guzmán se ha escapado de dos penales de máxima seguridad | Foto: EFE

Joaquín "el Chapo" Guzmán se ha escapado de dos penales de máxima seguridad | Foto: EFE

El proceso se puso en marcha el viernes después de que un juez federal de Ciudad de México se pronunció a favor de la extradición solicitada por una corte de California, que acusa a “El Chapo” de asociación delictuosa para importar y poseer cocaína con la intención de distribuirla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos espera que el poderoso narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán sea extraditado a su territorio “hacia finales de año” después de un largo proceso que su defensa ha prometido obstaculizar, dijo a la AFP una fuente del gobierno de ese país.

“Esperamos que sea extraditado hacia finales de año”, lo que sería relativamente rápido para un proceso de este tipo, dijo la fuente gubernamental estadounidense a condición de anonimato.

El proceso se puso en marcha el viernes después de que un juez federal de Ciudad de México se pronunció a favor de la extradición solicitada por una corte de California, que acusa a “El Chapo” de asociación delictuosa para importar y poseer cocaína con la intención de distribuirla.

El fallo se produjo horas antes de que Guzmán fuera trasladado la madrugada del sábado de forma sorpresiva desde la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, cerca de Ciudad de México, al penal federal de la fronteriza Ciudad Juárez (norte), que es considerado el peor del sistema federal, según un informe del Ombudsman.

El gobierno mexicano insiste en que el penal es seguro, en tanto afirmó que el repentino movimiento no tiene nada que ver con el proceso de extradición, sino que obedece “estrictamente” a protocolos de seguridad y a distintas obras para reforzar la seguridad de El Altiplano, de donde el capo se fugó en julio de 2015 a través de un túnel cavado debajo de su celda.

La cancillería ya “fue notificada entre viernes y sábado” de la decisión del juez y tiene 30 días para pronunciarse al respecto, dijo una fuente del Consejo de la Judicatura Federal, que recordó que también está pendiente un pedido de extradición de Guzmán desde Texas por homicidio.

Aunque inicialmente el gobierno mexicano se resistió a la extradición del capo, cambió de idea tras su vergonzosa fuga en julio y recaptura en enero: el presidente Enrique Peña Nieto manifestó que quería extraditarlo a Estados Unidos lo antes posible.

– ¿Convenio? –
Después de que la cancillería determine si acepta su extradición, la defensa de “El Chapo” tiene 30 días para promover un juicio de amparo y, de negarse ese amparo, un grupo colegiado de jueces debería evaluar el caso para proceder a su extradición siempre y cuando México le suspenda los cargos.

“Nosotros estamos buscando detener la extradición, es nuestro objetivo primordial” y buscaremos el juicio de amparo, dijo a la AFP uno de los abogados del capo, José Refugio, que aseguró estar “muy preocupado” de que su cliente sea deportado de forma expedita sin seguir el protocolo.

El letrado aseguró que Guzmán sólo aceptaría la extradición si alcanzara un “convenio” con el gobierno estadounidense, declarándose culpable y colaborando con información de inteligencia a cambio de beneficios penitenciarios.

Refugio dijo que Guzmán ya tiene un abogado en Estados Unidos, William Stuttgart, pero que aún no logró concretar ninguna negociación.

“Si se hace un convenio se va a tramitar (la extradición), si no se va a luchar con todas las armas para evitar la extradición”, remarcó el abogado.

La fuente del gobierno estadounidense dijo, sin embargo, que “no negocia” con Guzmán.

De su lado, Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Oficina de Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), dijo a la AFP que el gobierno estadounidense no negociaría con “El Chapo”.

Agregó que la DEA, de hecho, ya rechazó hacerlo una vez que fue contactada por el capo cuando estaba preso en Puente Grande, Jalisco (oeste), de donde se fugó en 2001.

Contactados en aquel momento por allegados al capo, dos agentes de la DEA se reunieron en prisión con el narco en algún momento entre 1996 y 1997 usando el nombre clave de Tito, ocasión en la que el capo propuso darles información de rutas de droga y de funcionarios involucrados en el narcotráfico si Estados Unidos retiraba o dejaba de presionar para obtener la orden de extradición.

Pero “el trato nunca prosperó y nunca negociamos con él porque es el capo más poderoso del mundo y negociar con él sería un error grave”, zanjó Vigil.