• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU revisa medidas contra el ébola para evitar estigmatización

Una enfermera que retornó al país desde Sierra Leona fue puesta en cuarentena a pesar de no presentar síntomas de la enfermedad | Foto: AFP

Una enfermera que retornó al país desde Sierra Leona fue puesta en cuarentena a pesar de no presentar síntomas de la enfermedad | Foto: AFP

En los últimos días se ha desatado una fuerte polémica por la decisión de algunos estados del país norteamericano de imponer cuarentena a los pasajeros provenientes de los tres países más alcanzados por la epidemia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos propusieron el lunes nuevas medidas para controlar a los viajeros provenientes de países afectados por el ébola, sin imponer obligatoriamente una cuarentena, tras una polémica y la petición de la ONU de no "estigmatizar" a los enfermeros provenientes de África occidental.

Los Centros de Control y de Prevención de las enfermedades (CDC) sugirieron, sin que sea obligatorio, controlar a los viajeros que vuelven de los países africanos afectados sin síntomas de la enfermedad en función de los riesgos, clasificados en cuatro categorías.

Los CDC no imponen de todas maneras la puesta en cuarentena de los viajeros, como se ha hecho en algunos estados de EEUU, y recordaron que una persona es contagiosa sólo si ha desarrollado los síntomas de la enfermedad.

"Estamos preocupados por las medidas tomadas en algunos lugares que pueden tener por efecto estigmatizar aún más o dar una falsa impresión. Uno no se contagia de ébola de alguien que no está enfermo", dijo el director de los CDC, Tom Frieden.

Estas medidas conciernen a menos de un centenar de personas por día que llega a alguno de los cinco aeropuertos estadounidenses donde son controlados los pasajeros provenientes de Liberia, Sierra Leona o Guinea, los más afectados por la epidemia, que ha causado la muerte de cerca de 5.000 personas desde comienzos de año.

Respecto a las personas consideradas "de alto riesgo", por haber por ejemplo tratado a enfermos de ébola, "queremos estar seguros de que no vayan a ningún lugar público ni al trabajo y que sus desplazamientos sean aprobados por las autoridades sanitarias locales", precisó Frieden.

En los últimos días, se ha desatado en Estados Unidos una fuerte polémica por la decisión de algunos estados de imponer cuarentena a los pasajeros provenientes de los tres países más alcanzados por la epidemia.

Tras el descubrimiento de un primer caso de ébola en Nueva York, este y el estado de Nueva Jersey instauraron el viernes la puesta en cuarentena obligatoria de toda persona que haya tenido contacto con enfermos de ébola en África occidental, aunque no presente síntomas. Una medida similar adoptó Illinois el domingo.

Sin embargo, las críticas expresadas y la presión de la Casa Blanca hicieron que Nueva York suavizara sus disposiciones.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó el lunes a "no estigmatizar" al personal médico que regresa desde África occidental. "Los trabajadores de la salud que regresan (del oeste de África) son personas excepcionales que dan de sí mismos para ayudar a la humanidad (...) No deberían ser sometidos a esas restricciones, que no tienen base científica", añadió.

Una enfermera estadounidense que retornó desde Sierra Leona fue puesta el viernes en cuarentena pese a que no presentaba síntoma alguno. La profesional denunció haber sido tratada "como una criminal" al llegar a Nueva Jersey.

Numerosos observadores temen que estas medidas desalienten a eventuales voluntarios dispuestos a participar en la lucha contra le epidemia en los países afectados.