• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU estudia "una respuesta al claro uso" de armas químicas en Siria

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney / AP

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney / AP

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, declaró: "Hemos visto, como ha dicho el secretario (de Estado John) Kerry, los horrendos resultados del uso de armas químicas. La evidencia es innegable (...) de su uso a una gran escala y con resultados repugnantes"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos estudia "una respuesta al claro uso, a una gran escala y con resultados repugnantes, de armas químicas" por parte del régimen sirio, aunque eludió ofrecer detalles sobre el momento o tipo de estas, indicó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Hemos visto, como ha dicho el secretario (de Estado John) Kerry, los horrendos resultados del uso de armas químicas. La evidencia es innegable (...) de su uso a una gran escala y con resultados repugnantes", explicó Carney en su rueda de prensa diaria.

Por ello, agregó el portavoz presidencial, "de lo que hablamos es de ofrecer una respuesta a una clara violación de una norma internacional", y señaló que el presidente Barack Obama estaba evaluando la situación con su equipo de seguridad e inteligencia y sus aliados.

No obstante, evitó "especular" sobre el tipo de respuesta por parte de EE UU ni sobre "plazos" y señaló que este "proceso de evaluación está en marcha".
"Será el presidente el que anuncie la decisión", remarcó Carney.

El portavoz presidencial recordó que incluso Rusia y China, aliados de Siria, han reconocido el uso de estas armas químicas.

Carney habló pocos minutos después de que Kerry realizara una declaración oficial en la que consideró que el ataque del régimen sirio del pasado 21 de agosto con armas químicas es "real", "basado en hechos" y una violación "muy seria".

Estas acusaciones coinciden con la visita de una misión de la ONU a una zona de las afueras de Damasco donde la oposición denunció el miércoles pasado la muerte de más de mil personas por un supuesto ataque químico del régimen.

El portavoz de la Casa Blanca insistió en la "escasa credibilidad" del régimen de Bachar el Asad, quien ha negado en reiteradas ocasiones el empleo de estas armas, y explicó que sus continuas maniobras de "obstrucción" están destinadas a "borrar evidencias" de estas armas químicas.