• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU procura reiniciar el diálogo de paz entre Afganistán y los talibanes

John Kerry se expresó en relación a las elecciones venezolanas / AP

John Kerry se expresó en relación a las elecciones venezolanas / AP

El secretario de Estado de EE  UU, John Kerry, reunió al presidente de Afganistán y a representantes del Gobierno paquistaní para tratar de calmar la tensión entre estos dos países vecinos ante la retirada de la operación militar de la OTAN 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de EE  UU, John Kerry, reunió hoy en Bruselas al presidente de Afganistán, Hamid Karzai, y a representantes del Gobierno paquistaní para tratar de calmar la tensión entre estos dos países vecinos ante la retirada de la operación militar de la OTAN de tierras afganas, a final de 2014.

El encuentro entre las dos partes es una iniciativa impulsada por Kerry, que trata de acercar posturas entre afganos y paquistaníes para reavivar las posibilidades de un acuerdo que pueda garantizar la paz, una vez que el grueso de las tropas internacionales abandone Afganistán y tras semanas de tensiones en la frontera común.

El objetivo de la reunión era mantener una "discusión trilateral continua" sobre seguridad y otras cuestiones relativas a las relaciones en la región, así como abordar el camino hacia 2014, un "periodo fundamental de transformación", destacó Kerry en declaraciones antes de comenzar el encuentro.

A la cita acudieron también el secretario de Asuntos Exteriores paquistaní, Jalil Jilani, y el jefe del Ejército de Pakistán, Ashfaq Parvez Kayani, en tanto que Karzai estuvo acompañado de sus ministros de Exteriores y Defensa y de su consejero de seguridad.

"Tenemos muchas, muchas esperanzas en una productiva serie de discusiones", subrayó Kerry.

Karzai, por su parte, mostró su agradecimiento por su iniciativa al anfitrión de este "importante encuentro", así como a Kayani y Jilani por participar en él, y pidió "seguir adelante esperando lo mejor".

Jilani expresó igualmente, al inicio de la reunión, su reconocimiento a Kerry y opinó que se está "avanzando hacia una discusión muy productiva y de futuro".

La Alianza Atlántica pondrá fin a su misión de combate en Afganistán, la ISAF, a finales de 2014, cuando prevé haber traspasado la totalidad de las responsabilidades de la seguridad del país a las fuerzas afganas.

El apoyo de Pakistán es considerado clave para el éxito del proceso de paz afgano, pero, tras meses de contactos estériles, Kabul parece dispuesto a intentar el diálogo con los talibanes sin la mediación de Islamabad, apremiado por el cada vez más cercano repliegue de las tropas aliadas.

Los integristas, sin embargo, han ignorado reiteradamente al Ejecutivo de Karzai, por considerarlo una marioneta de Estados Unidos y la comunidad internacional, y por el momento no han mostrado interés en participar en nuevas iniciativas de acercamiento.

Kerry había dejado claro antes de la reunión que "este es el año de la transición. Este es el año crítico en Afganistán", por lo que en el encuentro buscaba abordar "cómo podemos avanzar en este proceso de la manera más simple, cooperativa y convincente para que podamos acabar satisfaciendo los intereses tanto de Pakistán como de Afganistán".

Para el jefe de la diplomacia estadounidense, "lo más importante" es conseguir un Afganistán "estable y pacífico", lo cual "merece" el gasto y el esfuerzo que Estados Unidos está haciendo en los últimos años.

Fuentes diplomáticas estadounidenses hicieron hincapié en que la reunión de hoy responde al interés de todas las partes en que haya un Afganistán "estable y seguro" y se logren "progresos en la reconciliación del país liderada por los propios afganos".

Destacaron igualmente que el encuentro se enmarca en un continuado diálogo trilateral que se mantiene desde 2009, que se celebra periódicamente y que está centrado en la reconciliación en Afganistán, la "manera más segura de poner fin a la violencia y garantizar la estabilidad" del país, según Washington.

El encuentro entre las autoridades estadounidenses, afganas y paquistaníes se produjo un día después de celebrarse en la capital belga una reunión de ministros de Exteriores de la OTAN.

En esa cita ministerial, el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, urgió a Afganistán y Pakistán a lograr un acuerdo que permita controlar la zona fronteriza y avanzar en un proceso político con los talibanes.

El secretario general aliado, que se reunió el martes con Karzai, reconoció que existe "un problema" en la frontera entre Afganistán y Pakistán, ya que los terroristas pueden cruzarla, llevar a cabo ataques en suelo afgano y luego refugiarse en territorio paquistaní, donde también se producen atentados.