• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU negó promover caos en el país en respuesta a Maduro

“El Mando Sur no está promoviendo disturbios en Venezuela, ni intenta dinamitar la economía venezolana ni su gobierno”, dijo una portavoz del Mando Central

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos negó ayer que su Mando Sur, encargado de las operaciones militares en Latinoamérica, esté ejecutando un plan para sabotear la economía venezolana, como aseguró el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“El Mando Sur no está promoviendo disturbios en Venezuela, ni intenta dinamitar la economía venezolana ni su gobierno”, dijo la coronel del Ejército y portavoz del Mando Central, Lisa García.

El Pentágono respondió así a las acusaciones de Maduro, quien sostuvo que ha creado una comisión especial que presentará en los próximos días pruebas de un supuesto plan desestabilizador dirigido por el Mando Sur, al que llamó Plan Buitre.

“El Comando Sur personalmente ha colocado funcionarios claves en la Embajada de Estados Unidos en Venezuela a dirigir el Plan Buitre de sabotaje a la economía, de violencia (...) En los próximos días se va a instalar una comisión especial con el gobierno de Estados Unidos y les presentaremos las pruebas”, dijo Maduro.

Maduro también indicó que este supuesto plan pretende no solamente socavar a la revolución bolivariana, sino que va en contra de “los procesos progresistas y revolucionarios” de América Latina.

ALBA. El martes pasado, los ministros de Relaciones Exteriores y representantes de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, acordaron: “denunciar los planes renovados del capitalismo transnacional globalizado y del imperialismo mediante el uso de estrategias de guerra no convencional para desestabilizar y forzar la salida violenta de los gobiernos progresistas de la región, elegidos democráticamente por sus pueblos”.

También acordaron reafirmar la necesidad de fortalecer la unidad continental, la concertación y la integración regional, para hacer frente a estas amenazas.