• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU separa negociaciones con la UE del escándalo de espionaje

Bandera de la Unión Europea | EFE

Las UE se benficará con 119.000 millones de euros anuales (160.329 millones de dólares) | Archivo - EFE

En una rueda de prensa la representante de Estados Unidos para la Unión Europea, Elena Bryan, señaló que  que las conversaciones para un acuerdo de libre comercio se mantendrán al margen de la polémica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La representante de Estados Unidos para la Unión Europea, Elena Bryan, dijo hoy en Madrid que el escándalo sobre el supuesto espionaje a líderes europeos por parte de EEUU y las negociaciones para un acuerdo de libre comercio EE UU-UE son dos cuestiones distintas y cada una debe permanecer en su vía.

En una rueda de prensa en la Casa de América en Madrid, Bryan señaló que Washington toma muy en serio las preocupaciones de los dirigentes europeos pero que las conversaciones para la Alianza Transatlántica de Comercio e Inversión (T-TIP por sus siglas en ingles) avanzarán al margen.

Las negociaciones para la firma de este tratado, que pretende eliminar aranceles, unificar regulaciones y fortalecer la inversión transatlántica, continuarán en Bruselas a partir del día 11 de noviembre, con un mes de retraso por el parón en la administración estadounidense debido a la falta de un acuerdo sobre el presupuesto en el Congreso. A las preguntas sobre si las conversaciones incluirán medidas en cuanto a cooperación para protección de datos o programas para ampliación de visados, Bryan respondió que hay una amplia gama de asuntos a tratar y que las conversaciones acaban de empezar.

La representante para relaciones comerciales en la misión estadounidense ante la UE recordó que se pondrá "todo sobre la mesa", desde las reticencias del sector agrícola hasta la reivindicación francesa de la excepción cultural. El acuerdo daría lugar a la mayor área mundial de libre comercio, y según una estimación del londinense Centro de Investigación Política Económica, podría suponer unos beneficios de unos 119.000 millones de euros anuales (160.329 millones de dólares) en la UE, y 95.000 millones de euros (127.994 millones de dólares) en Estados Unidos.