• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU ha gastado desde junio 560 millones de dólares en Irak

El Pentágono,sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos / Archivo

El Pentágono,sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos / Archivo

Estas acciones tienen un costo diario promedio de 7,5 millones de dólares, afirmó el secretario de prensa del Pentágono, contralmirante John Kirby

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las operaciones militares de Estados Unidos en Irak, incluidos bombardeos y vuelos de reconocimiento, han costado 560 millones de dólares desde mediados de junio, dijo el viernes el Pentágono.
 
Estas acciones tienen un costo diario promedio de 7,5 millones de dólares, afirmó el secretario de prensa del Pentágono, contralmirante John Kirby. Aseguró que la cantidad fue menor al comienzo de junio pero subió con el inicio de bombardeos en el norte de Irak en agosto.
 
Después de las declaraciones de Kirby, el Comando Central de Estados Unidos anunció cuatro ataques aéreos adicionales para un total de 110 desde que dieron inicio el 8 de agosto.
 
El Comando Central señaló que en las misiones del viernes se destruyeron cuatro vehículos armados y tres vehículos de apoyo en los alrededores de la presa Mosul.

Un vehículo artillado resultó dañado, afirmó el Comando Central sin abundar en detalles.
 
A la pregunta de por qué aviones militares de Estados Unidos continuaban atacando los alrededores de la presa Mosul aun mucho después de que funcionarios estadounidenses afirmaran que efectivos curdos e iraquíes habían arrebatado el control de la zona a las fuerzas del Estado Islámico , Kirby lo atribuyó a "las pretensiones del EIIL de recuperarla". EIIL son siglas de Estado Islámico para Irak y el Levante.

"(Los rebeldes del Estado Islámico) continúan amenazando la presa y la instalación. Mientras representen una amenaza al lugar, continuaremos ayudando a las fuerzas de seguridad iraquíes para que preserven su control", agregó.
 
El Pentágono también tiene efectivos de seguridad en Bagdad e Irbil  para la protección de personal e instalaciones estadounidenses, así como equipos de soldados estadounidenses en ambas ciudades para que mantengan la coordinación con las fuerzas iraquíes y curdas, y evalúen la fuerza y tácticas del Estado Islámico.