• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU estudia mediación en Venezuela con ayuda de Colombia

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AP

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AP

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, aclaró que el posible intento de mediación debe encomendarse a una "tercera parte"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, aseguró este viernes que su país "trabaja de cerca con Colombia y otros países" para impulsar algún tipo de "mediación" en la crisis que vive Venezuela, y opinó que "no es inapropiado" que el Congreso estadounidense estudie imponer sanciones a Caracas.

"Estamos trabajando muy de cerca con Colombia y otros países para intentar ver cómo podría producirse algún tipo de mediación, porque obviamente ya se ha demostrado que es muy difícil que los dos lados puedan ponerse de acuerdo por sí mismos", dijo Kerry tras reunirse con la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

Kerry no dio más detalles sobre en qué consistiría esa mediación, mientras que Holguín evitó hacer comentarios al respecto y alegó que ya ha hablado sobre Venezuela en los últimos días desde Colombia.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, aclaró posteriormente que el posible intento de mediación debe encomendarse a una "tercera parte", aceptable para el Gobierno venezolano y la oposición, y que no es probable que Estados Unidos se convierta personalmente en mediador.

"El diálogo entre el Gobierno y la oposición puede requerir una tercera parte para mediar. La cuestión es quién es el mediador apropiado, y claramente esa tercera parte tendría que ser alguien en quien confíe tanto el Gobierno como la oposición", señaló Psaki.

Según Kerry, "lo que debe ocurrir ahora es que el liderazgo venezolano lidie con su propio pueblo, que tenga un diálogo para enfrentar sus problemas", señaló en relación a las protestas de oposición al Gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

"Y no es inapropiado que el Congreso y otros estén debatiendo y pensando sobre iniciativas y medidas que son adecuadas para (responder a) acciones que se han tomado o no se han tomado y que tienen un impacto profundamente negativo en las vidas de la gente, en su libertad y su capacidad de manifestarse, hablar y pedir un nivel de gobernabilidad responsable en su país", agregó.

El titular de Exteriores estadounidense reaccionó así a la resolución presentada el jueves en el Senado de EE.UU. por el senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio en la que se solicita al presidente Barack Obama sanciones contra el Gobierno de Maduro.

"Examinaremos cualquier aspecto de lo que tenemos a nuestra disposición como una opción", indicó Kerry en referencia a la solicitud de sanciones.

"Pero lo más importante es que necesitamos un diálogo dentro de Venezuela, no arrestos y violencia en las calles, o procesos judiciales contra jóvenes que están expresando sus esperanzas para el futuro", añadió.

Kerry subrayó que EE.UU. ha "indicado constantemente su voluntad de desarrollar una relación más constructiva con Venezuela".

"Pero desgraciadamente, Venezuela ha decidido de forma espontánea, una y otra vez, ir en una dirección diferente y, a menudo, intentar culpar a Estados Unidos por su propia falta de gobernabilidad y su desatención a su economía y al diálogo con sus propios ciudadanos", afirmó.

"Se ha creado una ficción en la que es fácil culparnos, pese a que no hemos hecho absolutamente ninguna acción intrusiva, ni ningún esfuerzo, ni nada más que no sea intentar tener una relación normal", insistió.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) tiene previsto convocar próximamente una sesión dedicada a examinar si se solicita una reunión de cancilleres del continente sobre la situación en Venezuela, como ha propuesto Panamá.

Psaki aseguró el jueves que EE.UU. considera a la OEA una "plataforma positiva" para un debate sobre Venezuela, pero hoy evitó precisar si cree que si la mediación debe canalizarse a través de ese organismo, y tampoco especificó si Washington quiere que haya una reunión a nivel ministerial.

El gobierno de Maduro ha rechazado la convocatoria de una reunión en la OEA para debatir la crisis venezolana por considerar que Unasur es un foro más apropiado, y desestimó la oferta de mediación del presidente uruguayo, José Mujica, para buscar una solución a las protestas que desde hace semanas se viven en el país.