• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU mantuvo base de espionaje en Brasil hasta 2002

 Brasil, lugar ninguno cuyo nombre arde

Brasil, lugar ninguno cuyo nombre arde

El objetivo de la base en Brasil y las otras 15 era obtener señales de inteligencia captadas en el exterior por agentes estadounidenses que operaban bajo la fachada de "diplomáticos" y

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos mantuvo en Brasil una base de la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) y de la Agencia Central de Información (CIA), hasta 2002, destinada al espionaje mundial a través de satélites.

El periódico brasileño O Globo, citado por Telesur, publicó nuevos documentos en los que se señala que la nación norteamericana tenía una red de 16 bases similares en el mundo y que en la capital brasileña operaba la única de su tipo en América Latina.

Estos documentos forman parte de los archivos dados a conocer por el ex agente de la NSA Edward Snowden, quien reveló el programa de espionaje estadounidense Prism. El joven de 29 años se encuentra actualmente en un aeropuerto de Moscú y ha solicitado asilo a varios países de Latinoamérica, ante el temor de ser juzgado y ejecutado en Estados Unidos.

El objetivo de la base en Brasil y las otras 15 era obtener señales de inteligencia captadas en el exterior por agentes estadounidenses que operaban bajo la fachada de "diplomáticos" y analizaban las informaciones recopiladas gracias a redes de satélites, que operaban incluso en el área comercial.

"Los satélites comerciales son usados en el mundo entero por gobiernos extranjeros, organizaciones militares, empresas, bancos e industrias", señala uno de los documentos publicado por O Globo.

Con las redes satelitales, Estados Unidos obtenía informaciones de "inteligencia sobre las comunicaciones de dirigentes".

Este domingo, el diario O Globo publicó otros documentos que revelaron que la NSA espió las llamadas telefónicas, correos electrónicos y datos de navegación por internet de millones de ciudadanos, empresas e instituciones brasileñas.

A raíz de estas revelaciones, el canciller brasileño, Antonio Patriota, informó que su país ha pedido explicaciones a Estados Unidos por estas acciones.

Declaró que Brasil busca promover una iniciativa en la Organización de las Naciones Unidas con el objetivo de "prohibir abusos e impedir la invasión de la privacidad" de los usuarios de Internet y que se establezcan "normas claras de comportamiento de los Estados" en el sector de las telecomunicaciones.