• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU estudia perdonar a reos con más de diez años de cárcel por drogas

El subsecretario de Justicia, James M. Cole / AP

El subsecretario de Justicia, James M. Cole / AP

Quienes deseen acogerse a los nuevos criterios deben ser infractores "no violentos y de bajo perfil, sin lazos significativos con organizaciones criminales, bandas o carteles a gran escala", y haber cumplido "al menos 10 años de su sentencia de prisión", informó el Departamento de Justicia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de EE UU delineó hoy nuevos criterios por los que los presos por delitos relacionados con las drogas que no sean violentos y lleven encarcelados más de 10 años podrán solicitar la clemencia presidencial, en un intento por suavizar las penas por infracciones consideradas menores.

El subsecretario de Justicia, James M. Cole, detalló hoy los requisitos de la nueva iniciativa anunciada el lunes por el fiscal general, Eric Holder, quien aseguró que espera recibir "miles" de solicitudes de reducción o conmutación de sentencias.

Quienes deseen acogerse a los nuevos criterios deben ser infractores "no violentos y de bajo perfil, sin lazos significativos con organizaciones criminales, bandas o carteles a gran escala", y haber cumplido "al menos 10 años de su sentencia de prisión", informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Además, de ser sentenciados hoy por el mismo motivo, lo serían a una pena sustancialmente menor.

Junto a esas condiciones, los presos que soliciten clemencia deben carecer de historial criminal "significativo", haber demostrado buena conducta y no tener antecedentes de violencia.

El Gobierno de Barack Obama busca así generar un mecanismo de alivio para los presos condenados antes de que entrara en vigor la Ley de Sentencias Justas, aprobada en 2010 para reducir la disparidad entre las penas por la posesión de "crack" y las correspondientes a tenencia de cocaína en polvo.

Durante alrededor de dos décadas, EE.UU. impuso duras sentencias a los condenados por traficar o poseer "crack" porque se consideraba que era una sustancia más adictiva que la cocaína en polvo y que estaba más ligada al crimen violento.

Pese a que los tribunales ya no actúan así, quedan muchos estadounidenses cumpliendo largas condenas en prisión federal por esos delitos, y que "tendrán que pasar mucho más tiempo en la cárcel de lo que pasarían si les sentenciaran hoy por exactamente el mismo crimen", según recordó Holder el lunes.

En diciembre de 2013, Obama ya conmutó las sentencias de ocho individuos que habían sido sentenciados antes de aprobarse la nueva ley, y desde entonces ha expresado su deseo de "considerar más peticiones de clemencia de presos que estén en situaciones similares", explicó el Departamento de Justicia.

Cole envió hoy una carta a los 93 fiscales generales del país pidiéndoles "asistencia a la hora de identificar candidatos" con méritos para acogerse a la iniciativa y pidiéndoles su ayuda para examinar las solicitudes recibidas.

"Los antiguos castigos duros que no están a tono con las sentencias que se imponen bajo las leyes de hoy erosionan la confianza de la gente en nuestro sistema de justicia, y estoy seguro de que esta iniciativa llegará lejos a la hora de promover el más fundamental de los ideales estadounidenses: la justicia igualitaria bajo la ley", indicó Cole.