• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU rechaza las acusaciones de Erdogan que lo vinculan al golpe

El presidente interino de Brasil recordó que, cuando en 2012 se aprobó el ingreso de Venezuela al bloque, hubo un “condicionante”: un plazo de cuatro años para su adaptación plena a toda la normativa del Mercosur

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, declaró hoy que Venezuela debe completar primero el proceso de adaptación al Mercosur, para luego ser considerado como miembro pleno del bloque y entonces poder asumir su presidencia rotativa.

“Brasil no está exactamente oponiendose a que se transfiera la presidencia a Venezuela”, pero “está ponderando que, para ser parte integral” del bloque, “tiene que cumplir requisitos pactados hace cuatro años, que aún no ha cumplido”, declaró Temer en una rueda de prensa.

Sin embargo, ello ha sido cuestionado por Brasil y Paraguay, al tiempo que Argentina aún no tiene una posición claramente definida.

Según indicó Temer, en el caso de Brasil “hay un intento para que Venezuela cumpla con todos los requisitos necesarios para participar plenamente del Mercosur”, entre los que están asuntos arancelarios y de otra naturaleza, a los que ese país aún debe adaptarse.

El presidente interino de Brasil recordó que, cuando en 2012 se aprobó el ingreso de Venezuela al bloque, hubo un “condicionante”, que fue un plazo de cuatro años para su adaptación plena a toda la normativa del Mercosur, que aún no ha sido asumida por el Gobierno de Nicolás Maduro.

“No cometeremos el mismo error” del Gobierno venezolano, dijo en alusión a que el propio Maduro ha calificado de “golpe” el proceso de destitución que enfrenta la presidenta Dilma Rousseff, que llevó a Temer al poder en forma interina, al menos hasta que se defina la suerte de la mandataria.

En relación al Mercosur, Temer reiteró que el bloque “contó desde el primer momento con el entusiasmo de Brasil”, que aún lo considera un instrumento “fundamental” para la integración regional.

Sin embargo, insistió en que la normativa del bloque debe pasar por algunas “adecuaciones”, que le otorguen más libertad comercial a sus miembros.

“Brasil no puede estar tan amarrado”, al punto de “no poder hacer otros acuerdos internacionales”, dijo Temer en referencia a normas del Mercosur que le impiden a sus socios la posibilidad de negociar acuerdos con otros países o bloques en forma individual.