• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU sugiere a Túnez iniciar diálogo político

Túnez vivía este jueves nuevas protestas, enfrentamientos y huelgas por el asesinato la víspera del líder opositor Chokri Belaid, agravados por una crisis en el seno del Ennahda, el partido islamita en el poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La diplomacia estadounidense respondió este jueves con mucha precaución frente a la crisis política en Túnez, condenando una vez más el asesinato de un líder opositor y saludando la búsqueda del diálogo entre el gobierno y la oposición.

Estados Unidos no tiene planes, por el momento, de modificar el dispositivo de seguridad para su embajador y otros residentes en Túnez, declaró a la prensa la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland.

"Como dijimos ayer (miércoles), condenamos la muerte de Chokri Belaid, pero seguimos esperando que Túnez pueda concretar las aspiraciones por las que luchó su pueblo", afirmó Nuland, luego de elogiar la trayectoria política de Túnez, un país "en transición" hacia la democracia.

"Saludamos las medidas tomadas por Túnez de mantener el diálogo en el futuro político (...) y alentamos a los ciudadanos tunecinos y a sus dirigentes a continuar trabajando en conjunto para hallar en consenso que permita alcanzar rápidamente una Constitución", agregó.

Los islamitas en el poder en Túnez rechazaron este jueves la formación de un nuevo gobierno integrado por tecnócratas apolíticos, anunciado la víspera por el primer ministro Hamadi Jebali.

Túnez vivía este jueves nuevas protestas, enfrentamientos y huelgas por el asesinato la víspera del líder opositor Chokri Belaid, agravados por una crisis en el seno del Ennahda, el partido islamita en el poder.

Abogados y magistrados iniciaron una huelga como protesta y la histórica central sindical UGTT, que cuenta con 500.000 miembros, convocó por su lado una huelga general para el viernes, día de los funerales de Belaid.

Las relaciones entre Túnez y Washington estuvieron marcadas los últimos meses por el violento ataque contra la embajada estadounidense (en el que murieron cuatro de los asaltantes) el 14 de setiembre de 2012, orquestado según las autoridades por el movimiento salafista yihadista.