• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU insta a Rusia a aceptar observadores internacionales en Ucrania

Victoria Nuland, la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Europeos, manifestó que Rusia debe hacer "una elección correspondiente al siglo XXI para resolver sus asuntos de forma política

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos instó este lunes a Rusia a aceptar el envío de observadores internacionales de Naciones Unidas o de la OSCE para calmar la situación en Ucrania, donde la tensión crece minuto a minuto, sobre todo en la península de Crimea.

Victoria Nuland, la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Europeos, manifestó hoy en Viena que Rusia debe hacer "una elección correspondiente al siglo XXI para resolver sus asuntos de forma política, mediante las negociaciones, y no por la fuerza militar".

La funcionaria estadounidense habló ante la prensa en el marco de una reunión de emergencia de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

"La OSCE debería lanzar una misión de observadores, esperamos que haya consenso para ello. Los observadores deberán ir sobre todo a (la península de) Crimea", precisó Nuland.

Para poder establecer una misión de observación en el marco de la OSCE se requiere el consenso entre todos los 57 países adheridos a esa organización, incluyendo la propia Rusia.

Según Nuland, una misión de ese tipo sería una "salida para Rusia, que podría retirar sus fuerzas a las bases militares y reemplazarlas por observadores independientes".

"Habrá un consenso muy amplio e instamos a Rusia a unirse a ese consenso", vaticinó la representante norteamericana en referencia al aparente apoyo de gran parte de los países adheridos a la OSCE.

Y mientras que el representante ucraniano solicitó abiertamente el envío de esos observadores, Rusia se mostró escéptica aunque no quiso tampoco cerrar la puerta a un posible visto bueno.

El embajador ucraniano ante la OSCE, Ihor Prokopchuk, aseguró en una intervención pública en el Consejo Permanente que su país "se defenderá con todos los medios posibles contra la agresión rusa".

"Lo que estamos viviendo es la violación de los principios básicos de esta organización", aseveró el diplomático ucraniano, sentando a pocos metros de su colega ruso, Andrei Kelin.

"Todo el potencial de la OSCE debe ser aplicado en Ucrania. Tenemos que prevenir una intervención militar de Rusia", demandó el representante ucraniano.

Por eso, Ucrania pide "crear una misión internacional de observadores de las Naciones Unidas o de la OSCE, para establecer los hechos sobre el terreno en Ucrania, en particular en la península de Crimea", dijo Prokopchuk.

Kelin, por su parte, no descartó aceptar una misión de observadores, pero dudó sobre su utilidad, alegando que en el pasado, por ejemplo en Kosovo o Osetia del Sur (Georgia), esas iniciativas "empeoraron la situación".

"Necesitamos más detalles para tomar una decisión", dijo Kelin, quien por otra parte rechazó que ya haya soldados rusos en la península de Crimea.

"No tengo información sobre la presencia de tropas rusas, con excepción de la flota rusa (del Mar Negro), que se encuentra allí en virtud los acuerdos bilaterales con Rusia", sostuvo el representante ruso tras ser preguntado por la prensa.

Mientras tanto, la OSCE envió hoy mismo un primer equipo de expertos en materia militar y policial a Kiev para analizar la posible cooperación con las nuevas autoridades ucranianas.

Además, la Alta Comisaria para los Derechos de Minorías de la OSCE, la finlandesa Astrid Thors, ya se encuentra desde anoche en Kiev y viajará mañana a Crimea.

Allí coincidirá con el emisario especial de la OSCE para Ucrania, el suizo Tim Guldimann, quien informó hoy al Consejo Permanente sobre sus propias impresiones tras una semana de consultas en Kiev.

El veterano diplomático helvético calificó la situación en Ucrania como "frágil" y destacó que el monopolio del poder no parece estar en manos de las estructuras estatales.

"Estamos convencidos de que la OSCE es en esta situación la organización ideal para ayudar", concluyó Guldimann, quien también defendió la necesidad de una misión de observadores.

Esos expertos, cuyo número podría ascender a varios centenares de personas en el caso de un amplio mandato, podrían supervisar y verificar el respeto de los derechos humanos, de las minorías y de la libertad de prensa en las zonas más conflictivas del país.

Rusia ha venido alegando que teme por los derechos de los ciudadanos de origen ruso en Ucrania.

Por otra parte, la OSCE anunció hoy que ha aceptado la invitación de Ucrania de enviar una misión de observadores electorales para los comicios presidenciales del 25 de mayo.

La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE (Odihr) enviará un equipo de 100 personas para supervisar los preparativos de esas elecciones anticipadas y luego otros 900 expertos para controlar la jornada electoral y el recuento de votos.

La OSCE es un organismo que tiene sus orígenes en el diálogo entre este y oeste durante la guerra fría y sus principales objetivos son la prevención de conflictos y el fomento de la democracia y el Estado de Derecho.