• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU: La elección de Rohani en Irán es una señal esperanzadora

Hasan Rohani / EFE

Hasan Rohani / EFE

"Si él está interesado, como ha dicho en sus actos de campaña, en arreglar las relaciones de Irán con el resto del mundo, hay una oportunidad de hacerlo", afirmó el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos ve la elección del reformista Hasán Rohani en los comicios presidenciales de Irán como una "señal potencialmente esperanzadora" de que el país hará los cambios necesarios para trabajar con la comunidad internacional, dijo hoy el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough.

"Si él está interesado, como ha dicho en sus actos de campaña, en arreglar las relaciones de Irán con el resto del mundo, hay una oportunidad de hacerlo", afirmó McDonough a la cadena CBS.

La clave será determinar si Rohani tiene voluntad "de responsabilizarse por el programa nuclear ilícito" de Irán, agregó.

"Si lo hace, encontrará un aliado en nosotros", aseguró el asesor jefe del presidente estadounidense, Barack Obama.

McDonough subrayó que las elecciones presidenciales del viernes en Irán se produjeron en un entorno de "falta de libertad de prensa, falta de transparencia, acoso en muchos casos".

"Creo que teniendo en cuenta esas circunstancias muy difíciles, todos deberíamos estar bastante orgullosos de la forma en que los iraníes decidieron participar y expresar sus opiniones y aspiraciones democráticas", señaló.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reconoció este sábado la victoria de Rohani, que consiguió la presidencia en primera vuelta al superar el 50 por ciento de los votos emitidos en las elecciones celebradas ayer en el país.

Carney aseguró que Estados Unidos "sigue preparado para relacionarse con el Gobierno iraní de forma directa para alcanzar una solución diplomática que responda de forma completa a las preocupaciones de la comunidad internacional sobre el programa nuclear de Irán".

El presidente de EE UU, Barack Obama, trató a comienzos de su segundo mandato de impulsar un diálogo directo con Teherán sobre la cuestión nuclear, pero esa posibilidad fue descartada en febrero por el mandatario saliente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, por considerarlo una "imposición".