• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU y Reino Unido defienden una salida política al conflicto en Siria

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / EFE

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / EFE

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, explicó que lo importante no es que la oposición siria gane en su país, sino encontrar una solución que evite la muerte de más personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, y el ministro de exteriores británico, William Hague, coincidieron este miércoles en Washington en la necesidad de encontrar una solución política al conflicto sirio que evite más muertes y la desintegración del país.

"No es cuestión de si la oposición puede o no ganar, es cuestión de si conseguimos una solución política" en Siria, opinó Kerry en rueda de prensa conjunta en Washington tras reunirse con Hague.

"Todos estamos comprometidos en los esfuerzos para una solución política que frene la violencia, salve a Siria y pare las muertes y la destrucción de un país entero", indicó el secretario de Estado estadounidense al señalar que Rusia, aliada del Gobierno sirio, se ha comprometido con la idea de una transición, pese a que ha matizado que su objetivo es la creación de un Gobierno estable.

En el mismo sentido, el ministro de exteriores británico afirmó que "sea como sea, al final debe haber una solución política. No hay una solución para ninguno de los bandos solamente con una conquista militar".

Estados Unidos y Rusia han acordado celebrar en Ginebra el próximo mes una conferencia auspiciada por Naciones Unidas para buscar una salida al conflicto sirio.

Pese a ello, Hague mostró su preocupación por el apoyo del grupo terrorista libanés Hizbulá al presidente sirio, Bachar al Asad, y sostuvo que eso complica la posibilidad de una salida política para una guerra que ha dejado ya unos 80.000 muertos, según estimaciones de Naciones Unidas.

El conflicto armado entre fuerzas opositoras y el régimen del Al Asad cumple ya más de dos años y las fuerzas leales al Gobierno están volviendo a recuperar terreno mientras que los países vecinos temen que la crisis siria se extienda mas allá de sus fronteras.

Por el momento, Estados Unidos y sus aliados no han dado pasos para proveer de ayuda militar a la oposición, pese a que creen probable que Siria haya utilizado armas químicas, una "línea roja" marcada por el presidente de EE.UU., Barack Obama.

Kerry firmó hoy una orden para permitir que la oposición siria quede eximida de las sanciones contra el país árabe y se puedan exportar ciertos materiales y bienes para reconstruir zonas bajo control rebelde.

La autorización permitirá a las zonas opositoras acceder a exportaciones necesarias para reconstruir infraestructuras en las zonas que controlan y consolidar su presencia, pese al constante acoso de las fuerzas gubernamentales.