• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU moviliza a su guardia Nacional por disturbios en Misuri

Protestas en Misuri | Foto: EFE

Protestas en Misuri | Foto: EFE

La Guardia Nacional es un cuerpo de reserva militar que está a las órdenes del gobierno de cada estado y suele activarse para restablecer el orden público ante disturbios que la policía no puede controlar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador del Estado de Misuri, Jay Nixon, movilizó a la Guardia Nacional ante los continuos disturbios tras la muerte de un joven negro desarmado en Ferguson a manos de un policía blanco que, según reveló una autopsia preliminar divulgada hoy, le disparó seis veces.

La orden ejecutiva firmada por el gobernador, que ya había relevado a la Policía local cuando fue reemplazada por la Patrulla de Carreteras estatal, asegura que la medida pretende restablecer la paz y el orden, así como proteger a los ciudadanos de Ferguson.

El gobernador asegura que las protestas pacíficas se han visto alteradas por actos de violencia criminal perpetrados por un número creciente de individuos, muchos de ellos ajenos a Ferguson y al Estado de Misuri.

La Guardia Nacional es un cuerpo de reserva militar que está a las órdenes del gobierno de cada estado y suele activarse para restablecer el orden público ante disturbios que la policía no puede controlar o para ayudar en emergencias por desastres naturales.

La pasada noche, la segunda tras el toque de queda decretado el fin de semana, la policía utilizó gases lacrimógenos después de que algunos manifestantes les lanzaran cocteles molotov, según indicó el capitán de la Patrulla de Carreteras estatal, Ron Johnson, que ha asumido la seguridad de Ferguson.

La protesta, que comenzó de forma pacífica cuando cientos de personas marcharon hacia la comisaría con gritos de "Manos arriba. No dispare", pidiendo justicia para Brown, acabó con siete detenidos y dos civiles heridos por disparos que, según indicó Johnson, no procedieron de la policía.

La muerte del joven, en un caso de aparente violencia policial con connotaciones raciales, ha desatado una ola de protestas pacíficas pero también disturbios y saqueos nocturnos, que han dejado varios heridos desde hace una semana.

El gobernador decretó el sábado el toque de queda entre las doce de la noche y las cinco de la mañana (hora local), a pesar de lo cual han continuado las protestas, y lo suspendió el lunes poco después de que ordenara el despliegue de la Guardia Nacional.

El gobernador señaló que con este refuerzo, los cuerpos de seguridad "continuarán dando una respuesta apropiada a los incidentes de actos fuera de la ley y violencia, y protegerán los derechos civiles de los ciudadanos pacíficos para que sus voces se escuchen", por lo que "no utilizaremos el toque de queda esta noche", dijo.

El joven, de 18 años, fue tiroteado el pasado 9 de agosto por un policía identificado como Darren Wilson pese a que estaba desarmado, en un encuentro del que la versión policial y los testigos difieren.

El informe preliminar de la autopsia privada encargada por la familia de Brown al jefe forense de la ciudad de Nueva York Michael M. Baden y difundido este lunes señala que el joven pudo haber recibido "al menos seis disparos, dos de ellos en la cabeza".

"Los tiros en la cabeza fueron probablemente los últimos efectuados sobre Michael Brown", indicó Baden en una rueda de prensa en Fegurson, acompañado por los abogados de la familia de Brown, que indicaron que la autopsia da suficientes evidencias para que se arreste al policía que le disparó.

Baden agregó que los disparos "no se produjeron a corta distancia" y que no había "evidencia de lucha" en el cuerpo de Brown, como indica la versión policial, que apunta que el joven se abalanzó sobre el agente y que éste tuvo que ser atendido por lesiones después del incidente.

Los expertos indicaron que necesitarán examinar la autopsia original realizada por las autoridades locales antes de publicar las conclusiones finales.

Esta no será la última autopsia, ya que el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, ha ordenado que personal médico federal realice otra autopsia al cuerpo del joven, "debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió este lunes "contención" a las partes ante los disturbios y deseó que con la investigación abierta "se aclaren completamente" las circunstancias del caso y "la justicia sea aplicada".