• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU: Ex juez venezolano, culpable en caso drogas

Ex Juez Benny Palmeri-Bacchi | Foto: Cortesía

Ex Juez Benny Palmeri-Bacchi | Foto: Cortesía

Benny Palmeri Bacchi se declaró culpable de confabulación para obstruir la justicia, lavado de dinero y extorsión, de acuerdo con registros de la corte donde se desarrolla el juicio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ex juez venezolano se declaró culpable el miércoles a varios cargos en Estados Unidos en un caso sobre tráfico de cocaína que relacionó a funcionarios de alto rango del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez con cárteles colombianos de la droga.
 
Los registros de la corte muestran que Benny Palmeri Bacchi se declaró culpable de confabulación para obstruir la justicia, lavado de dinero y extorsión. Ha estado tras las rejas desde que fue arrestado en agosto en el Aeropuerto Internacional de Miami durante unas vacaciones familiares a Disney World.
 
Los cargos tienen una sentencia potencial de 20 años de cárcel cada uno, si bien la fiscalía recomienda que las tres sentencias sean impuestas simultáneamente. La juez federal de distrito Ursula Ungaro dictará la sentencia el 6 de febrero.
 
Un jurado investigador acusó a Palmeri de confabularse con el ex director de la Interpol en Venezuela, Rodolfo McTurk, para ayudar a traficar cocaína colombiana a través de Venezuela a Estados Unidos. McTurk también ha sido acusado pero permanece en Venezuela.
 
Se acusó además a Hugo Carvajal, un ex jefe de inteligencia militar venezolana cercano a Chávez. Carvajal fue detenido en Aruba bajo una orden de aprehensión emitida en Estados Unidos, pero Venezuela gestionó su liberación en julio.
 
De acuerdo con documentos de la corte, Palmeri recibió 850.000 dólares para ayudar a acusar falsamente en Venezuela a Jaime Alberto "Beto" Marín Zamora, un integrante de alto nivel del cártel colombiano del Norte del Valle. La idea era usar ese caso falso para evitar que Marín fuera extraditado a Estados Unidos.
 
Sin embargo, Marín enfrentó la justicia estadounidense en 2010 y actualmente cumple una sentencia de 16 años de prisión tras declararse culpable a cargos relacionados con drogas.