• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

EE UU y Cuba reabren su ruta turística por mar

Doce cubanos y cubano-estadounidenses pisarán hoy la isla nuevamente después de medio siglo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer crucero que recorrerá la ruta entre Estados Unidos y Cuba después de medio siglo zarpó ayer desde el puerto de Miami con rumbo a La Habanasu primer destino en la isla, tras superar obstáculos legales que amenazaron con hacer naufragar este nuevo hito en el proceso de acercamiento entre ambas naciones que comenzó en diciembre de 2014.

El barco Adonia de Fathom, filial de la empresa estadounidense Carnival, luego de sonar las cornetas, levó anclas a las 4:00 pm (hora local). Al menos 700 pasajeros lo abordaron, 12 de ellos cubanos y cubano-estadounidenses que pisarán la isla nuevamente. “Tenemos a cubanos nacidos en Cuba, cubano-americanos que nacieron en Estados Unidos, es una bonita mezcla y creemos que la diversidad hace que haya una profunda conexión que nosotros hemos construido”, destacó la presidente de Fathom, Tara Russel.

“Ser parte de la historia y de la posibilidad de un mejor futuro para todos es uno de los mayores honores que cualquier compañía puede tener”, dijo el presidente de Carnival, Arnold Donald.

La empresa mantuvo una política inicial de no aceptar a viajeros cubanos en la línea que se inauguró, en atención a una ley de Cuba que impedía a los nacionales de ese país llegar por mar, una decisión que mereció una demanda civil por discriminación, que posteriormente fue retirada. Carnival anunció recientemente que no haría distinciones y recibió a todos los pasajeros.

El crucero, cuyos camarotes pueden reservarse por entre 1.800 y 7.000 dólares por persona, navegará 2 veces al mes (una semana sí y otra no) y tiene previstas actividades culturales en los diferentes puertos que tocará: La Habana (lunes), Cienfuegos  (jueves) y Santiago de Cuba (viernes). 

 

Marcha en apoyo a gobiernos de izquierda

Miles de trabajadores cubanos marcharon ayer en apoyo a las medidas de flexibilización económica del presidente Raúl Castro y a los “amenazados” gobiernos de Brasil y Venezuela.

Castro incluyó los mandatos de izquierda de la región en sus proclamas de respaldo al socialismo durante la concentración. A diferencia de otras partes donde el Primero de Mayo es motivo de reclamos laborales y choques con la policía, Cuba aprovecha la fecha para respaldar al gobierno.

Voceros del gobierno denunciaron las maniobras para desestabilizar los gobiernos de izquierda. Sobre Venezuela aseguraron que Nicolás Maduro “intenta sortear una economía en rojo y los planes de la mayoría parlamentaria para someterlo a un referéndum revocatorio”.