• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Surgen nuevas dudas sobre la muerte de Bin Laden

Así se enteraban Obama y Hillary Clinton, según la imagen difundida por la Casa Blanca. | Foto: El País

Así se enteraban Obama y Hillary Clinton, según la imagen difundida por la Casa Blanca. | Foto: El País.

La versión oficial afirma que fue capturado y abatido durante un operativo de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el 2011 murió el ex líder terrorista Osama Bin Laden en Pakistán. Sin embargo, surgió la teoría de que seguía recluído. El periodista Seymour Hersh publicó un largo ensayo en el que daba por tierra con el relato oficial.

Muchos tildaron a Hersh de poco menos que loco y de oportunista. La Casa Blanca afirmó que era una "falsedad enorme". Ahora, en The New York Times otros dos periodistas se suman a la corriente que pone en duda la versión oficial.

Hasta ahora, el relato del gobierno demócrata afirma que Bin Laden fue capturado y abatido durante un operativo de sus fuerzas especiales, que, en secreto y sin consultar con el gobierno de Pakistán, entraron en el país para dar con el líder de Al-Qaeda, recluido en una casa en la ciudad de Abbottabad.

La versión de Hersh señala que la inteligencia paquistaní, ISI, había capturado a Bin Laden y lo escondía en ese lugar para entregarlo cuando la situación fuera la "más conveniente" para Islamabad.

Según su relato, la Casa Blanca supo de la presencia de Bin Laden por la revelación de un miembro de ISI, que obtuvo 25 millones de dólares de recompensa. Afirmó que todo estaba pactado entre sectores de ambos gobiernos, pero las cosas se descarrilaron cuando uno de los helicópteros norteamericanos cayó a tierra y obligó a blanquear el operativo antes de tiempo, reseñó El País de Uruguay.

The New York Times también admite la duda. "¿Qué sabemos realmente sobre la muerte de Bin Laden?", esa es la tapa de su revista semanal. Como ilustración de fondo eligió una imagen borrosa del rostro de quien planificó los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York y causó la muerte de casi 3.000 personas en cuestión de horas.