• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Donald Trump: Mis partidarios me apoyarían incluso si le disparo a alguien

Donald Trump / AFP

Donald Trump / AFP

El magnate criticó a su adversario Ted Cruz cuando restan sólo nueve días para las elecciones primarias iniciale

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano, dijo que sus partidarios son tan leales que continuarían con él incluso si disparara contra alguien.

El magnate emitió su comentario cuando se contrastaba con adversarios como Ted Cruz, su contrincante más serio en Iowa, cuando restan sólo nueve días para las elecciones primarias iniciales en el estado con vistas a la contienda presidencial de 2016.

"Yo podría estar parado en medio de la Quinta Avenida y disparar contra alguien, y no perdería ningún votante, ¿bien?", dijo Trump a una audiencia entusiasta en el Dordt College, una escuela cristiana. "Es increíble", agregó.

Además de criticar a sus adversarios, Trump atacó verbalmente al conductor conservador de radio Glenn Beck, quien aparecerá en dos actos de campaña con Cruz.

El multimillonario calificó a Beck como un "perdedor" y un "incompetente", y señaló que el respaldo de Sarah Palin, quien se manifestó a favor de Trump hace unos días, era más importante que si el comentarista lo hubiera respaldado.

Beck está entre casi dos decenas de pensadores conservadores que escribieron ensayos contra Trump para la revista National Review, golpe al que se refirió Trump reiteradamente en su discurso.

Otro precandidato del Partido Republicano, el senador federal de Florida, Marco Rubio, realizó un acto de campaña de cara a las primarias de Iowa con un discurso en la Universidad Estatal en Ames, donde expresó que él representa la siguiente generación de liderazgo conservador.

"Sólo quejarse y estar frustrado no será suficiente", dijo Rubio. "Tiene que haber alguien que les diga exactamente qué va a hacer como presidente".

Rubio incrementó recientemente sus apariciones de campaña en Iowa con la esperanza de avanzar ante los líderes de las encuestas en el estado, Cruz y Trump, y de colocarse en una posición más fuerte para la elección primaria de New Hampshire, a realizarse el 9 de febrero.