• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Dominicanos rechazan proyecto de reforma fiscal de Medina

Danilo Medina, presidente de República Dominicana

Danilo Medina, presidente de República Dominicana

La iniciativa, que deberá ser enviada al Congreso Nacional para su aprobación, establece un aumento del 16 al 18 % del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industriales (ITBIS), excepto los servicios básicos y la canasta familia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varios sectores dominicanos expresaron hoy su rechazo al proyecto de reforma fiscal del Gobierno que contempla un aumento en los impuestos, lo que permitirá al Ejecutivo obtener unos 53.000 millones de pesos (1.358 millones de dólares) en los próximos tres años para paliar el actual déficit.

La iniciativa, que ahora deberá ser enviada al Congreso Nacional (bicameral) para su aprobación, establece un aumento del 16 al 18 % del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industriales (ITBIS), excepto los servicios básicos y la canasta familia.

Miguel Vargas, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el principal de la oposición, calificó de "duro golpe" la propuesta y adelantó que esta no contará con el apoyo de los diputados de su organización. El PRD no tiene representante en el Senado, cuyo control está en manos del oficialismo.

El dirigente político advirtió que la propuesta presentada ayer por el Gobierno de Danilo Medina, afectaría, entre otros, el ahorro, el consumo y la competitividad.

"En esas condiciones es imposible que podamos aprobar la reforma fiscal", dijo Vargas en declaraciones a medios locales.

En esa misma línea se pronunció el diputado Víctor Bisonó, del minoritario Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), aliado del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quien argumentó que este proyecto "es una estafa para la población" porque, en su opinión, "estamos pagando los fondos que dilapidó el Gobierno" del ex presidente Leonel Fernández.

De aprobarse el proyecto tal y como fue elaborado, el sector de zona franca perdería competitividad y podría perder el 70 % de sus empleos, adelantó el presidente de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona), Aquiles Bermúdez, en declaraciones a la prensa.

La iniciativa contempla aplicar un 10 % a los dividendos del sector zonas francas y un aumento de entre 2,5 % al 5 % de impuestos a sus ventas locales, además de la eliminación gradual de algunas de sus exenciones.

Bermúdez calificó de preocupante el impuesto del 10 % ya que, según explicó, "hay otros países que no los tienen y eso puede interrumpir las inversiones nuevas y las expansiones de empresas existentes (...)".

En tanto, el presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Trajano Potentini, calificó el proyecto de "lesivo", "dañino" y "perturbador" y argumento que este representa una "estocada mortal a la ya difícil condiciones de vida de los dominicanos".

A través de un comunicado, el representante de esta entidad llamó a los legisladores a reflexionar "sobre las consecuencias de subir la presión tributaria a límites nunca registrados en el país, con nuevos impuestos injustos, innecesarios y que proyectan una inflación insostenible, todo ello sin tomar en consideración la grave y difícil situación económica que atraviesa el país".

El proyecto oficial contempla aumentar, además, la presión tributaria de un 13 a un 15 %, al tiempo que eleva del 7 al 15 % el impuesto a las bebidas alcohólicas.

Medina, quien en agosto pasado sucedió en el poder a su compañero de partido Leonel Fernández, dijo ayer que "la realidad es dura", por lo que abogó por "el esfuerzo y sacrificio de todos para que podamos reencauzar el crecimiento y el desarrollo sostenido del país y a eso es que apelamos".

La iniciativa también prevé aplicar también un 10 % a los servicios de telecomunicaciones y al de telecable.

Además, establece un impuesto al consumo de combustibles fósiles y derivados del petróleo despachados a través de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa) u otra empresa, o importado al país directamente por cualquier otra persona física o empresa para consumo propio o para la venta total o parcial a otros consumidores.

El déficit fiscal a septiembre pasado asciende a 148.564 millones (unos 3.809 millones de dólares), lo que representa el 6,5 % del producto interno bruto, según datos del Ministerio de Economía.