• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Diputados entregaron al Senado proceso de juicio a Rousseff

“No hay ilegalidad en esos actos que me imputan”, declaró la mandataria hoy durante una rueda de prensa | Foto EFE

La presidente ofreció una rueda de prensa en la que dijo que enfrentaba un golpe | Foto EFE

La presidente afirmó que el juicio causará más inestabilidad e impedirá la recuperación económica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe de los diputados de Brasil, Eduardo Cunha, entregó al titular del Senado, Renan Calheiros, el proceso de juicio político con fines de destitución contra la presidente Dilma Rousseff, que fue aprobado por la Cámara Baja y deberá ser ratificado por la Alta.

Cunha hizo entrega de los 36 volúmenes y 11 anexos del proceso a su copartidario Calheiros después de que el plenario de la Cámara de Diputados, con 367 votos a favor, 137 en contra, 7 abstenciones y 2 ausencias, decidió el domingo avalar el proceso para la apertura de un juicio legislativo contra la mandataria.

Rousseff es acusada de responsabilidad en las maniobras contables que el gobierno realizó para maquillar sus resultados en los últimos dos años.

“A partir de la autorización de la Cámara, la demora es muy mala para el país. Uno está con un medio gobierno. Ya si el Senado autoriza la apertura del juicio, el gobierno va a salir y si no autoriza se va a quedar”, declaró Cunha después del encuentro con Calheiros.

Cunha y Calheiros, pertenecen al Partido del Movimiento Democrático Brasileño, la mayor formación en el Legislativo y que abandonó la base aliada de Rousseff.

En el PMDB también milita el vicepresidente Michel Temer, quien en caso de la apertura de un juicio político contra Rousseff asumiría el poder por 180 días para que la mandataria presente su defensa y, en caso de que la gobernante sea destituida, terminaría el mandato hasta el 1° de enero de 2019. Temer dijo que espera silenciosa y respetuosamente la decisión del Senado.

“Lo ideal es que sea hecho lo más expedito posible, independiente del resultado, para que la vida del país vuelva a la normalidad, de una forma o de otra”, apuntó Cunha.

Tanto Cunha como Calheiros aparecen en la lista de 50 políticos investigados por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.

El titular del Senado se reunió el lunes por separado con Rousseff y con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, quien presidirá el juicio político si procede.

Rousseff afirmó que el juicio generará aún mayor inestabilidad política en Brasil e impedirá la recuperación económica por tratarse de una ruptura constitucional.

“Necesitamos entender que ese proceso no va a traer estabilidad política al país porque rompe la base de la democracia. Se trata de un golpe”, afirmó y dijo que su juicio es una venganza orquestada por Cunha, luego de que el Partido de los Trabajadores decidiera apoyar una investigación en su contra en el Comité de Ética de esa casa.