• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Diario Libération acoge a redacción de Charlie Hebdo

Varias empresas han colaborado con Charlie Hebdo para que pueda volver a los kioscos a defender la libertad de expresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La redacción del semanario satírico francés Charlie Hebdo, víctima del atentado terrorista que mató a 12 personas el miércoles, se instaló ayer en las oficinas del diario Libération. Los periodistas llegaron escoltados por un fuerte despliegue policial, informó la web del diario.

Richard Malka, abogado y colaborador de la revista, dio la entrada a dibujantes y reporteros a la voz de: “Equipo de Charlie, volvamos”. Malka había anunciado que el semanario publicará el miércoles 14 de enero un número especial con un tiraje de un millón de ejemplares (normalmente son 60.000).

Varias empresas han colaborado con Charlie Hebdo para que pueda volver a los kioscos a defender la libertad de expresión. El diario Le Monde aportó 5 computadoras y material informático. Los periódicos franceses donarán 250.000 euros del fondo Presse et pluralisme. Google dará la misma cantidad de su fondo de prensa innovadora.

El dibujante danés Kurt Westergaard, autor de una famosa caricatura de Mahoma con un turbante-bomba, también colaborará. El artista readaptó una viñeta y la puso a la venta. El dinero recaudado será donado a la revista francesa, informó la galería que lo representa.

La caricatura en cuestión, creada en 2009, muestra a un dibujante con un lápiz en la mano haciendo equilibrio sobre una cuerda colgando en el abismo y atada a un cartel que dice “expresión libre”. A la viñeta se le añadió la leyenda “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie), en referencia al semanario.

Westergaard fue uno de las caricaturistas que participó en la serie de 12 dibujos de Mahoma publicados por el diario danés Jyllands-Posten, que generaron protestas en el mundo islámico. Charlie Hebdo reprodujo entonces varios de ellos en apoyo al periódico, que ha sufrido varios intentos de atentado, todos abortados por la policía danesa.