• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Diálogos entre Gobierno y FARC entran en una fase decisiva que alienta la paz

 "Ha llegado el momento de ponerle fin a esta confrontación", afirmó el número dos de las FARC, alias "Iván Márquez" / EFE

"Iván Márquez" / EFE

"Ha caído el telón de un ciclo pletórico de sucesos que han avivado el fuego de la esperanza de reconciliación de un país", manifestó el jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, "Iván Márquez"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC entraron hoy en una etapa crucial con la participación de un equipo de militares en activo que avanzará en el punto relativo al cese el fuego definitivo, una posibilidad cada vez más cercana, en especial tras los mensajes alentadores de ambas partes.

"Hemos entrado en momentos decisorios en el proceso. Hay posibilidades serias de terminar el conflicto", afirmó hoy el jefe de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle, que dio por concluido el 27 ciclo de conversaciones, que contó con la presencia insólita hasta la fecha de víctimas, militares e intelectuales.

"Ha caído el telón de un ciclo pletórico de sucesos que han avivado el fuego de la esperanza de reconciliación de un país", manifestó en la misma línea el jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango.

La delegación gubernamental instauró este viernes en la mesa de La Habana, donde se adelantan los diálogos desde noviembre de 2012, a una subcomisión técnica compuesta principalmente por altos mandos militares -además de expertos del Alto Comisionado de los Derechos Humanos y el Ministerio de Defensa-, con el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Militares, el general Javier Flórez, a la cabeza.

Es la primera vez desde el inicio del proceso que militares en activo se sientan cara a cara con guerrilleros de las FARC, con los que "intercambiaron documentos", según fuentes cercanas a la negociación, con sendas propuestas para el fin de las hostilidades.

Esta subcomisión trabajará de manera independiente desde Colombia, aunque a medida que avancen podrían viajar de nuevo a Cuba para discutir con los guerrilleros aspectos concretos, indicaron las mismas fuentes.

La guerrilla se mostró dispuesta a discutir los asuntos militares de la negociación "en igualdad de condiciones" y "transitar el camino de la solución política".

"Así se va abriendo paso a esa reiterada propuesta y aspiración (de un cese el fuego bilateral), que esperamos se concrete a la mayor brevedad posible", indicó el número dos las FARC, en alusión a una demanda que vienen reclamando desde fases iniciales del proceso y que, de manera unilateral y temporal, la guerrilla ha decretado.

Sin embargo, desde la delegación gubernamental, De la Calle advirtió de que la creación de esa subcomisión técnica no significa que se vaya a negociar "ahora" un alto el fuego, sino que se limitará a "preparar posibles mecanismos" que sólo entrarían en vigor en el momento que se alcance un acuerdo final.

"Para poner fin al conflicto, las partes deben discutir los procedimientos para terminar la guerra de tal forma que las FARC hagan su tránsito a la vida civil sin armas y con garantías de seguridad para ellos, pero también para todos los colombianos (...) y en particular para las comunidades de las regiones", precisó.

Aunque las partes avanzaron en el siguiente punto de la hoja de ruta de la negociación, referido al cese el fuego, fin de las hostilidades y dejación de armas, las conversaciones se hallan inmersas en el asunto de la reparación de las 6,5 millones de víctimas que han dejado en Colombia más de 50 años de violencia.

Una delegación de doce víctimas de diversos actores del conflicto (5 de las FARC, 4 del Ejército, 2 de paramilitares y una de varios grupos armados) viajó el pasado sábado por primera vez a Cuba para ofrecer a la mesa sus testimonios y propuestas y está prevista la llegada de otros cuarto grupos en próximos ciclos.

Su presencia puso de manifiesto por primera vez el drama humano que se esconde tras décadas de violencia en todo el país, una aportación fundamental tanto para el Gobierno como para las FARC, que consideraron a las víctimas como la espina dorsal del proceso de paz.

Las partes también acordaron el jueves la creación de una Comisión Histórica del Conflicto Armado y sus Víctimas, formada por doce académicos de prestigio y dos relatores, que indagarán en las causas y orígenes del conflicto desde una visión plural y objetiva.

Gobierno y FARC consideran de vital importancia las aportaciones de estos intelectuales, que serán un "insumo fundamental" para una futura Comisión de la Verdad, que se ocupará de establecer responsabilidades una vez que se llegue al acuerdo definitivo. EFE