• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Diálogo entre Santos y Maduro ha dado pocos resultados

ILUSTRACIÓN: LEMUS

ILUSTRACIÓN: LEMUS

Los principales problemas de la relación bilateral se mantienen, y la eficiencia de los acuerdos alcanzados es dudosa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Nicolás Maduro, tuvieron el viernes en Cartagena su cuarta cumbre presidencial, un diálogo que los especialistas consideran positivo aunque señalan que ha brindado pocos resultados.

“Creo que la relación bilateral está mejor que en los períodos esquizofrénicos de los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe. No estamos en esa onda y eso es positivo, pero hay muchas interrogantes”, aseguró el internacionalista Félix Gerardo Arellano.

El problema es que las principales dificultades se mantienen y en algunos casos se agravan: el comercio formal entre ambos países sigue estancado, principalmente por la crisis económica en Venezuela, y la actividad ilegal ha crecido por la misma razón.

Arellano precisa que los acuerdos alcanzados por Santos y Maduro para atacar estas dificultades –el viernes se anunció una serie de medidas económicas– resultan poco novedosos y complicados de aplicar.

“El sistema para que las transacciones bilaterales se hagan en moneda local y que los bancos centrales compensen la diferencia ya existía en la Aladi, pero esta última parte también se vería afectada por la falta de divisas”, expresó.

Agregó que la medida puede resultar contraproducente, porque las empresas que hayan transado en moneda local después pueden necesitar divisas para comprar a otros países. “No les convendrá tener un dinero que luego no pueden usar”.

Otro problema sin resolver es la asignación de divisas para remesas. “No veo que haya una solución clara para que los colombianos radicados en Venezuela puedan cambiar sus bolívares y enviarlos a sus familias”, indica Arellano.


Atacar las causas. En el caso del contrabando, los presidentes anunciaron el viernes medidas para combatir este flagelo como la creación de centros de comando binacional, el intercambio de información financiera y la coordinación de acciones jurídicas.

La internacionalista Beatriz De Majo afirma que estas medidas, de carácter policial y judicial, serán insuficientes para reducir el comercio ilegal de productos mientras no se corrijan las causas del problema.

“Cuando existe una disparidad tan grande en el manejo de las economías de los dos países y hay una insinceridad cambiaria como en Venezuela (con cuatro tipos de cambio distintos) es imposible controlar el contrabando”, apuntó De Majo.

No hay cifras precisas sobre este flagelo, pero lo que sí está claro es que el subsidio del gobierno de Venezuela a muchos productos básicos convierte la extracción ilegal de esos bienes hacia territorio colombiano en un negocio multimillonario.

El Ministerio de Alimentación admitió que la fuga de artículos hacia Colombia es uno de los principales problemas de Mercal y calcula que 40% de los bienes distribuidos a través de la red terminan en el país vecino.

“No es difícil explicar el fenómeno. La fijación de una tasa de cambio artificial para abaratar las importaciones de bienes básicos está siendo utilizada para reexportar los productos hacia Colombia a precios más bajos a los que se dan en nuestro país”, dijo el diario La República en su editorial del 30 de julio.

Daniel Aguilar, presidente de Fedecámaras Táchira, respalda esta versión. “El problema de la frontera es que el bolívar no tiene valor y el peso está muy alto. Actualmente hay que dar aproximadamente 32 bolívares por cada peso”.

Aguilar calcula que con el sueldo mínimo de Colombia (620.000 pesos mensuales) se pueden obtener 19.800 bolívares al tipo de cambio actual, lo cual casi multiplica por 5 al salario base de Venezuela (4.200 bolívares).


Solución interna. Para La República la solución es clara y está en manos del gobierno de Venezuela. “Hay que sincerar el precio de la divisa local, pero esta es una decisión que solo incumbe a las autoridades económicas de ese país y no es conveniente plantearlo por parte de Colombia, para no caer en la discusión de la intromisión”. Arellano considera que tanto el comercio formal como el contrabando son problemas que Venezuela tiene que resolver internamente. “Colombia no puede hacer nada porque son consecuencia de una política económica que ha distorsionado el mercado cambiario y destruido el aparato productivo”. El presidente de Fedecámaras Táchira está de acuerdo en que la única vía para reducir el contrabando es que se sincere el valor del bolívar. “La solución es tomar una decisión real sobre la situación económica fronteriza equilibrando el precio de la moneda”. “Colombia debe seguir combatiendo el contrabando porque le hace daño a su industria nacional, pero es Venezuela la que debe corregir el rumbo en materia económica y sabemos que estamos lejos de eso”, advirtió De Majo.


Cifras
1.092 millones de dólares sumó el comercio entre Colombia y Venezuela en los primeros 5 meses de este año

10% cayeron las ventas de Colombia a Venezuela: de 964 millones de dólares, en 2013, a 869,4 millones, en 2014

36% subieron las ventas de Venezuela a Colombia: de 164 millones de dólares, en 2013, a 223 millones, en 2014

393,8 millones de dólares es el valor de las mercancías de contrabando incautadas por Colombia entre enero y julio

34 toneladas de alimentos y 12.000 litros de combustible se han incautado en las últimas acciones de las autoridades contra el contrabando