• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detuvieron en Miami a joven que amenazó con tirotear su escuela

Tiroteo en escuela de Connecticut en EE UU | Foto AP

Tiroteo en escuela de Connecticut en EE UU | Foto AP

Austin Lee Bowlin escribió el lunes a través de su cuenta de Twitter: "Voy a tirotear el colegio este viernes. Estate preparado. Estoy haciendo una lista y comprobándola doblemente. Estamos a punto de ver quién termina baleado"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un adolescente de 16 años, habitante de Miami, fue detenido después de haber escrito a través de Twitter que llevaría a cabo un tiroteo en su escuela el próximo viernes, así como lo hiciera una semana antes hizo el joven Adam Landa en Newtown (Connecticut).

"Voy a tirotear el colegio este viernes. Estate preparado. Estoy haciendo una lista y comprobándola doblemente. Estamos a punto de ver quién termina baleado", afirmó el lunes Austin Lee Bowlin en su cuenta de Twitter antes de ser detenido y después de que el director del centro comentara con los alumnos lo ocurrido en Newtown.

Ese y otros mensajes con amenazas han sido borrados de su cuenta, aunque en el informe policial se detalla el contenido de algunos de ellos, al tiempo que describe que en su perfil de Twitter tenía una foto de la matanza de Columbine, que también ha sido ya sustituida por la que ofrece esa red social por defecto.

"Que este colegio tenga un 'plan de seguridad' no significa una mierda. Yo podría haber entrado hoy con una pistola en la mochila y disparar a toda la clase. Muertos", afirmaba en otro mensaje el joven.

En la foto de la ficha policial difundida hoy por las autoridades, el joven, de ojos azules y tez blanca, aparece con pendientes, gafas negras y el pelo largo negro y teñido por franjas de azul.

Esta detención tiene lugar menos de una semana después de que un joven de 20 años matara a su madre en su casa y, con las armas que ésta coleccionaba, acudiera al colegio donde ella daba clase. Allí mató a veinte niños y seis adultos, antes de suicidarse.

"Sí, un puñado de niños pequeños ha muerto. No me puede importar menos. Y mi colegio lo anuncia como si importara. ¿Seguridad? Yo podría tirotear este centro con facilidad", aseguraba el joven.