• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detienen a 20 personas en protesta por ley rusa contra propaganda homosexual

Colores del arcoiris son los de la bandera gay | AFP

Colores del arcoiris son los de la bandera gay | AFP

Frente al edificio de la Duma, también se concentraron miembros de organizaciones ortodoxas y nacionalistas, separados de los activistas homosexuales por numerosos efectivos antidisturbios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Veinte personas de personas fueron hoy detenidas frente a la cámara de diputados de Rusia en protesta contra el proyecto de ley que prohíbe la propaganda homosexual entre los menores de edad.

Según informó la policía moscovita, los activistas que defienden los derechos de las minorías sexuales y denuncian la homofobia en la sociedad rusa, fueron detenidos por celebrar una acción pública sin contar con una autorización oficial.

La propaganda homosexual "persigue la formación entre los menores de edad de cánones sexuales no tradicionales", aseguró Yelena Mizúlina, jefa del comité parlamentario de Familia, Mujeres e Infancia.

Mizúlina, diputada del partido socialdemócrata Rusia Justa, subrayó que la difusión de esa clase de información busca promover "el interés y la atracción hacia las relaciones sexuales no tradicionales".

Asimismo Mizúlina enfatizó que los defensores de esa propaganda se proponen equiparar las relaciones sexuales tradicionales con las no tradicionales a ojos de los menores.

Insistió en que el proyecto de ley, ya aprobado en primera lectura en enero pasado, aludirá a la propaganda de "las relaciones sexuales no tradicionales" y no mencionará el término "homosexual".

El proyecto de ley impone multas para los que la infrinjan la nueva ley de125 dólares-155 dólares, 1.250 dólares-1.550 dólares, para los cargos públicos y 25.000 dólares-31.000 dólares para las personas jurídicas.

Las organizaciones homosexuales critican duramente la ley al considerar que supone una violación de su libertad de expresión y manifestación, y un pretexto para seguir prohibiendo las marchas de orgullo gay, lo que ha sido condenado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.