• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detienen a nuevo implicado en los atentados de Bruselas

Otra explosión tuvo lugar en una céntrica estación de metro, Maalbeek/ Foto: Agencias

Bruselas / Foto: Agencias

El arresto se produjo en un registro llevado a cabo el 9 de junio en el distrito bruselense de Schaerbeek, "en el marco de la investigación ligada a los atentados en el aeropuerto de Zaventem y en el metro de Bruselas", indicó la Fiscalía en un comunicado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía belga ha detenido a un nuevo sospechoso de participar en los atentados cometidos el pasado 22 de marzo en Bruselas, informó hoy la Fiscalía federal.

El arresto se produjo en un registro llevado a cabo el 9 de junio en el distrito bruselense de Schaerbeek, "en el marco de la investigación ligada a los atentados en el aeropuerto de Zaventem y en el metro de Bruselas", indicó la Fiscalía en un comunicado.

Ali E.H.A., de 32 años y de nacionalidad belga, "ha sido privado de libertad y puesto bajo orden de arresto por el magistrado instructor por su supuesta participación en actividades de un grupo terrorista, asesinatos en un contexto de terrorismo y tentativas de asesinato en un contexto terrorista, como autor, coautor o cómplice", señaló el ministerio público.

La Fiscalía precisó que no dará más informaciones de momento sobre esta detención, para proteger la investigación.

El diario belga "Le Soir" señaló sin embargo que el detenido estaría implicado en el ataque a la estación de metro de Maelbeek.

Se le vincula presuntamente con el piso franco descubierto en el distrito bruselense de Etterbeek desde donde partió el comando de los terroristas que atentó en el metro.

Su nombre ya apareció en el marco de la investigación francesa de los atentados del 13-N en París, dado que habría mantenido contactos telefónicos con Mohamed Bakkali, sospechoso de haber ofrecido apoyo logístico a la célula de los ataques en la capital gala.

Los atentados del 22-M en el aeropuerto y el metro de la capital belga, reivindicados por la organización terrorista Estado Islámico, dejaron 32 víctimas mortales.