• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detienen a miembro de las FARC que planeó secuestrar a los hijos de Uribe

El ex presidente Álvaro Uribe Vélez / El Tiempo de Colombia

El ex presidente Álvaro Uribe Vélez quiere lanzarse al Senado / El Tiempo de Colombia

La Policía señaló en un comunicado de esta operación desarrollada con el Ejército, que se saldó con la captura de Diego Fernando Quevedo Lozada, alias "Caremango", quien había sido requerido por los delitos de rebelión y concierto para delinquir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía y el Ejército de Colombia detuvieron a un miliciano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que supuestamente había planeado el secuestro frustrado de Jerónimo y Tomás Uribe, los hijos del expresidente Álvaro Uribe, informaron hoy las autoridades.

La Policía señaló en un comunicado de esta operación desarrollada con el Ejército, que se saldó con la captura de Diego Fernando Quevedo Lozada, alias "Caremango", quien había sido requerido por un juzgado de la ciudad de Florencia (Caquetá, sur) por los delitos de rebelión y concierto para delinquir.

Según las autoridades, "Caremango" era jefe de las redes de apoyo de milicianos a la columna móvil Teófilo Forero de las FARC y pasó un tiempo en prisión preventiva en una cárcel de alta seguridad en fechas que no fueron especificadas pero fue dejado en libertad por prescripción del caso.

"Este delincuente planeó desde la cárcel el secuestro de los hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez, pero se logró frustrar este plan de esa organización guerrillera", afirmó en declaraciones a periodistas el comandante de la policía del Huila, coronel Juan Francisco Peláez.

Según la Policía, el miliciano operaba en la ciudad de San Vicente del Caguán y en el municipio de Algeciras y desde allí cobraba extorsiones y desplegaba acciones en los departamentos de Caquetá y Huila.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Florencia, que le acusa de los delitos de concierto para delinquir y rebelión, y pide 10 años de cárcel.