• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detuvieron a homosexuales rusos que intentaban manifestarse en San Petersburgo

Rusia prohibió en 2013 la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad | Foto: Twitter

Rusia prohibió en 2013 la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad | Foto: Twitter

La policía capturó a los activistas en la Plaza del Palacio antes de que estos pudiesen desplegar una bandera con los colores correspondientes a la diversidad sexual

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varios homosexuales rusos fueron detenidos este domingo cuando intentaban manifestarse en el centro de San Petersburgo, coincidiendo con la festividad nacional de los paracaidistas rusos, conocidos por su animadversión hacia las minorías sexuales.

Según medios locales, la policía detuvo a los activistas en la céntrica Plaza del Palacio, cerca del museo del Hermitage, antes de que estos tuvieran tiempo de desplegar un arcoiris.

Otro de los activistas vio cómo unos paracaidistas que paseaban por la plaza se abalanzaron sobre él y le quitaron de mala manera la bandera y la pancarta.

Además, un conocido defensor de los derechos homosexuales de la antigua capital zarista, Yuri Gavrikov, fue detenido nada más salir de su casa en bicicleta después de un encontronazo con unos desconocidos.

Las autoridades rusas no permiten manifestaciones de minorías sexuales ni marchas de orgullo gay y, entre otros motivos, aducen que lo hacen por su propio bien, ya que, de lo contrario, los homosexuales serían objeto de agresiones por los ultranacionalistas y radicales ortodoxos.

Uno de los líderes del movimiento homosexual ruso, Nikolái Alekséyev, fue detenido a finales de mayo en Moscú al intentar celebrar una marcha de orgullo gay sin autorización del Ayuntamiento.

Rusia prohibió en 2013 la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad, una ley que las minorías sexuales consideran una flagrante violación de su libertad de expresión.

Según una encuesta, 37% de los rusos cree que la homosexualidad es una enfermedad que se debe curar.

El artículo 121 del Código Penal de Rusia, que sancionaba con penas de cárcel las prácticas homosexuales, no fue abolido hasta 1993, año en que también se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental.