• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detienen en Bulgaria a sospechoso de vínculos con ataques a Charlie Hebdo

Un soldado francés patrullando junto a una sinagoga en la ciudad francesa de Marsella | Foto: AFP

Un soldado francés patrullando junto a una sinagoga en la ciudad francesa de Marsella | Foto: AFP

La fiscalía de Haskovo había afirmado inicialmente que era objeto de una orden de detención europea, después de que su esposa lo acusara de secuestrar a su hijo de 3 años para llevárselo a Siria y educarlo en los principios del islam radical

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un francés que fue detenido en Bulgaria el 1 de enero por haber intentado viajar a Siria es sospechoso de haber mantenido vínculos con Cherif Kouachi, uno de los autores del ataque a la revista francesa Charlie Hebdo, anunció la fiscalía búlgara este martes.

La orden de detención emitida por Francia menciona la acusación de "participación con un grupo criminal armado cuyo objetivo era organizar actos terroristas", declaró Darina Slavova, fiscal general de Haskovo (sur). "Antes de partir el 30 de diciembre a Turquía, estuvo varias veces en contacto con uno de los dos hermanos, Cherif Kouachi", precisa la orden de detención.

Joachin, de 29 años, de origen haitiano, fue detenido con su hijo el 1 de enero cuando intentaba cruzar la frontera búlgaro-turca en un autobús.

La fiscalía de Haskovo había afirmado inicialmente que era objeto de una orden de detención europea, después de que su esposa lo acusara de secuestrar a su hijo de 3 años para llevárselo a Siria y educarlo en los principios del islam radical. El niño fue entregado a la madre.

El sospechoso dijo que viajaba con su hijo y su compañera para pasar unas vacaciones en Estambul. El lunes aceptó ser extraditado, algo sobre lo que la justicia búlgara se pronunciará el viernes.

"Espero que toda la red, si es que hay una, salga a la luz y que podamos contribuir al trabajo de las autoridades francesas", declaró el ministro del Interior búlgaro, Veselin Vuchkov, a la radio BNR. Según el ministro, "detectar y detener a las personas que cruzan Bulgaria no es un problema", siempre y cuando las autoridades sean informadas.

"Cientos de ciudadanos de la UE, que llevan documentación perfectamente válida, pueden cruzar fácilmente el territorio búlgaro para combatir con el grupo Estado Islámico u otras organizaciones terroristas, antes de regresar a sus países sin problemas. Si no se nos informa, es muy difícil hacer algo contra ellos".

Bulgaria posee una frontera con Turquía de 275 kilómetros de largo.