• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detenido en Portugal español condenado por terrorismo que viajaba a Caracas

Esta temporada los maleteros obtuvieron menos ganancias por la baja afluencia de pasajeros | Foto Archivo El Nacional

El condenado fue juzgado por colocar tres artefactos explosivos en las instalaciones de radio y televisión | Foto Archivo El Nacional

Héctor José Naya Gil fue condenado en España a siete años de cárcel 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El español Héctor José Naya Gil, condenado en España a siete años de cárcel por pertenencia a una organización terrorista, fue detenido hoy en el aeropuerto de Francisco Sá Carneiro de Oporto (norte de Portugal) cuando intentaban embarcar en un vuelo a Venezuela.

Fuentes de la lucha antiterrorista española confirmaron la detención e informaron que junto con Naya, quien portaba documentación falsa, fue arrestada otra persona que le ayudaba, aunque puntualizaron que no pertenece a la banda terrorista.

Héctor José Naya Gil fue condenado en España a siete años de cárcel por pertenencia a la organización terrorista Resistencia Galega (Resistencia Gallega).

Las fuentes recordaron que Naya había recurrido la sentencia y estaba en libertad, pero cuando fue confirmada de nuevo la pena, no se presentó ante el juzgado y desapareció.

Naya y su acompañante fueron detenidos cuando se disponían a embarcar en un vuelo con destino Caracas, y uno de ellos estaba en posesión de un pasaporte venezolano falso, lo que levantó sospechas de los agentes portugueses, dijeron a los medios lusos fuentes del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF).

El condenado fue juzgado el pasado octubre por la Audiencia Nacional española junto con Xurxo Rodríguez Olveira -ya sentenciado por otra causa- y Diego Santín Montero por colocar tres artefactos explosivos en las instalaciones de radio y televisión en el monte Sampaio de Vigo (noroeste de España).

Uno de los tres artefactos explotó en la madrugada del 5 de agosto de 2012 y causó desperfectos a instalaciones de la empresa "Red de banda ancha de Andalucía", y los otros dos fueron desactivados por la Policía dos días más tarde.

Según el fiscal español Marcelo Azcárraga, los acusados podrían haber ocasionado "graves desperfectos, incluso la muerte, a cualquier persona que se encontrara" en las inmediaciones.

El grupo Resistencia Galega fue fundado en 2005 y se estima que ha perpetrado más de treinta atentados contra instituciones, oficinas bancarias, empresas, y sedes de partidos políticos y sindicatos, por los que una veintena de activistas han sido detenidos y casi una decena están en la cárcel.