• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detenido en Francia un sospechoso del atentado en el Museo Judío de Bruselas

A Mehdi Nemmouche se le acusa de asesinar a cuatro personas en el centro cultural con un kalashnikov y un revólver

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un francés sospechoso de haber matado a cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas el 24 de mayo fue detenido el viernes en Marsella (sur de Francia) con un kalashnikov y un revólver como los que se usaron en el atentado, indicaron este domingo fuentes concordantes.

El hombre de 29 años, originario del norte de Francia, llamado Mehdi Nemmouche "ha sido detenido nada más poner los pies en Francia", aseguró el presidente francés François Hollande.

"Los vamos a combatir", dijo el jefe de Estado sobre los yihadistas que vuelven a Europa después de haber luchado en Siria.

Mehdi Nemmouche estuvo en Siria en 2013 con grupos yihadistas, según una fuente próxima a la investigación, y estaba fichado por estos motivos por los servicios de inteligencia.

Nemmouche está detenido bajo sospecha de "asesinato e intento de asesinato en conexión con una acción terrorista", precisó una fuente judicial.

La justicia belga también confirmó el domingo el arresto de Francia. "Puedo confirmar la detención del posible autor de los hechos" dijo el portavoz de la fiscalía federal.

Su detención provisional, que comenzó el viernes al mediodía, puede durar 96 horas, es decir hasta el martes, o incluso 144 horas, si lo investigadores alegan una amenaza terrorista inminente.

Los servicios de aduanas detuvieron al presunto asesino en una estación de autobuses de Marsella, a su llegada en un autocar procedente de Amsterdam vía Bruselas.

Según fuentes próximas a la investigación, llevaba en su equipaje un fusil de asalto kalashnikov y un revólver con municiones. "Armas del tipo de las que se utilizaron el 24 de mayo en Bruselas", explicó una de las fuentes. "Hay muchos elementos que coinciden con el tirador de Bruselas", añadió.

La prensa belga había informado que el asesino del Museo Judío llevaba una cámara sujeta a una de sus mochilas.

Al sospechoso también se le encontró una cámara portátil tipo GoPro, igual que la del asesino Mohamed Merah, que había grabado en marzo de 2012 en Toulouse y Montauban (Francia) los asesinatos, en nombre de la yihad, de tres paracaidistas y después tres niños en un colegio judío.

El Congreso Judío Europeo había relacionado en seguida el caso Merah con el tiroteo de Bruselas, que numerosos responsables internacionales han calificado de antisemita.

Entre la ropa del sospechoso había una gorra parecida a la que llevaba el agresor del Museo Judío, según las imágenes de las cámaras de videovigilancia difundidas por la policía belga.

El atentado del Museo Judío de Bruselas dejó cuatro muertos: un matrimonio israelí, una voluntaria francesa y un empleado belga.

Tras este tiroteo que provocó una gran conmoción en Bélgica y en el extranjero, las autoridades belgas solicitaron ayuda a la población para encontrar al autor, difundiendo extractos de las imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia que mostraban a un hombre acercándose al museo, entrando, disparando varias veces con un kalashnikov sacado de una bolsa negra, todo en menos de dos minutos.

Antes de la detención de Marsella, la policía belga le describió como un "hombre con determinación" que actuó "a sangre fría". Decían que era "atlético", de corpulencia media y tenía unos treinta años, al igual que el sospechoso detenido en Francia, según un testigo.

El "perfil yihadista" de Mehdi Nemmouche puede volver a abrir la polémica sobre la vigilancia de los franceses que van a combatir a Siria.

El gobierno francés presentó en abril un plan para atajar este problema que preocupa a los servicios de información, precisamente por el riesgo de que los yihadistas pasen a la acción al volver a Europa.