• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detenido en España dominicano buscado por EE UU por clonación de celulares

Datos del sector indican que 30% de los móviles activos en el país son teléfonos inteligentes | Foto: Leonardo Guzmán

Se calcula que las víctimas de esta estafa tuvieron que pagar 17 millones de dólares extra en sus facturas que correspondían a las llamadas internacionales hechas por quienes fraudulentamente usaban los números clonados | Leonardo Guzmán / El Nacional

El dominicano Juegers Veloz, de 37 años y reclamado por la Justicia de EE UU por una estafa de unos 250 millones de dólares a través de una red que clonaba celulares, fue detenido hoy en Palma de Mallorca, en las Islas Baleares (España)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mencionada red clonaba celulares de residentes en otros países y vendía luego a otras personas el uso de esos números para hacer llamadas internacionales, según informó la Policía en un comunicado, en el que indica que el fugitivo ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional de España para su extradición a Estados Unidos.

Los hechos por los que se le busca sucedieron entre 2009 y septiembre de 2011 en el distrito sur de Nueva York, donde el dominicano presuntamente formaba parte de una red de delincuentes que se dedicaba a clonar la información de celulares de personas que vivían en el extranjero y luego reprogramaba los teléfonos de otras personas a las que permitía hacer llamadas usando esas cuentas.

Se calcula que las víctimas de esta estafa tuvieron que pagar 17 millones de dólares extra en sus facturas que correspondían a las llamadas internacionales hechas por quienes fraudulentamente usaban los números clonados.

A cambio de usar esos números, estas personas pagaban a los delincuentes una cantidad regular vía transferencia bancaria por mantener las líneas robadas funcionando en sus celulares. Según la Policía Nacional española, se estafaron unos 250 millones de dólares en llamadas no autorizadas y el ahora arrestado presuntamente de se dedicaba a facilitar la información necesaria sobre las víctimas y a reclutar a personas para que formaran parte del entramado.

La detención del presunto delincuente, que figuraba entre los más buscados del United States Secret Service, se produjo en un centro de comunicaciones de la capital balear.

La detención fue practica por agentes de la Jefatura Superior de Policía de Baleares, que contaron para el operativo con la ayuda de los servicios secretos estadounidenses y la Interpol de Madrid.