• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Detendrán fugas de agua radioactiva

Los tanques de almacenaje no resultan efectivos para guardar toda el agua contaminada utilizada para enfriar reactores dañados / EFE

Los tanques de almacenaje no resultan efectivos para guardar toda el agua contaminada utilizada para enfriar reactores dañados / EFE

La medida inyectaría en tubos verticales sustancias refrigerantes para congelar el suelo, un proceso que podría demorar dos años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Japón anunció que implementará  un plan de emergencia para detener con un muro de hielo las fugas radiactivas hacia el mar y descontaminar el agua acumulada en la central de Fukushima.

La propuesta podría costar 47.000 millones de yenes (475 millones de dólares) de acuerdo con estimaciones del portavoz del Ejecutivo, Yoshihige Suga.

"Queremos adoptar medidas fuertes para resolver en forma radical los problemas", manifestó.

Dos tercios de la cifra serán empleados para crear una barrera inyectando en el suelo una sustancia especial para fijar el material  radiactivo y detener su vacío al mar. El resto de los fondos se destinarán a la puesta en marcha de medios suplementarios para descontaminar el agua almacenada en un millar de depósitos.

El proyecto inyectaría en tubos verticales sustancias refrigerantes para congelar el suelo alrededor, un proceso que podría demorar dos años.

Actualmente 300 toneladas de agua acumulada bajo tierra entre los reactores y el mar son conducidas al océano Pacífico.

Las autoridades afirmaron que han sentido la necesidad de no delegar todas las responsabilidades la empresa Tepco, que gestiona la central nuclear.

"No hay que dejar todo en manos de Tepco. Deben tomarse medidas radicales", aseguraron varios ministros.

La compañía busca soluciones para las 400.000 toneladas de agua contaminada que se encuentran bajo tierra o en cisternas especiales, un volumen que aumenta 300 toneladas cada día aunque una pequeña parte se escapa directamente al mar por falta de medios para bloquearla por el momento.

El presidente de la autoridad de regulación nuclear de Japón, Shunichi Tanaka, advirtió que es imposible almacenar el material contaminado de forma permanente, por lo que habrá que verterla al océano, una vez purificada totalmente .  

El primer ministro de derecha Shinzo Abe, declaró a los medios de comunicación sobre la situación, al culminar una reunión sobre la crisis que vive Fukushima. Añadió que el Gobierno se encuentra actualmente en la búsqueda de soluciones.

"El mundo entero se pregunta diariamente si lograremos desmantelar la central nuclear. Nosotros cerraremos filas para enfrentar esta situación", aseguró.

Las decisiones del Ejecutivo se produjeron mientras Tepco anunciaba nuevos contratiempos en relación con el agua contaminada que suscita vivas inquietudes y ha causado preocupación en la comunidad internacional.

Tokio teme que todo esto incida negativamente en su candidatura para acoger los Juegos Olímpicos de 2020.