• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Destino de Pérez Molina está en manos cinco diputados

Manifestantes exigieron la dimisión del presidente por tercer día consecutivo | Foto EFE

Manifestantes exigieron la dimisión del presidente por tercer día consecutivo | Foto EFE

Tanto la Procuraduría como la Contraloría General recomendaron al mandatario que renunciara a su cargo para evitar la ingobernabilidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Congreso de Guatemala nombró por sorteo a cinco diputados, tres de la oposición y dos del partido gobernante, quienes evaluarán si el presidente Otto Pérez Molina debe ser despojado de su inmunidad tras ser acusado de liderar una red de corrupción aduanera.

La comisión designada por el ente legislativo está presidida por el diputado Mario Linares, quien pertenece al gobernante Partido Patriota, que llevó al poder a Pérez Molina en 2012.

El partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza presentó una iniciativa que insta al Congreso de la República a prohibir a Pérez Molina salir del país o cambiar de domicilio o residencia hasta que se esclarezca su implicación en una red de corrupción.

De acuerdo con la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, que pidieron a la Corte Suprema de Justicia que diera trámite para que el Congreso integrara la denominada comisión pesquisidora, el mandatario está vinculado a una red integrada por funcionarios y particulares que gestionaban comisiones a cambio de evadir impuestos. Esta red es conocida en Guatemala como “La Línea”.

La Procuraduría General la Procuraduría solicitó a Pérez Molina, el miércoles en la noche, presentar su renuncia al cargo “con el fin de evitar la ingobernabilidad”, petición a la que ayer se sumó la Contraloría General de Cuentas. “En aras de mantener la paz social y ante las demandas de distintos sectores de la población, presente de manera inmediata su renuncia... para evitar mayores incidentes sociales”, solicitó el organismo a través de un comunicado.

En las calles. Por tercer día consecutivo, miles de guatemaltecos decidieron no reconocer a Pérez Molina como presidente y demandan su renuncia inmediata. Llegados de varias regiones del interior del país, adultos, estudiantes, campesinos y maestros exigen una reforma completa del Estado y el aplazamiento de las elecciones programadas para el 6 de septiembre.

“Yo no tengo presidente, lo despido por delincuente” se leyó en varios carteles en la capital guatemalteca, mientras que en el interior la población mantiene bloqueados al menos siete tramos carreteros.

El Comité de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras decidió no apoyar el paro nacional al que convocaron diversos sectores, pero muchos establecimientos comerciales estaban cerrados y cinco universidades privadas suspendieron las clases.

Niegan cargos. Otto Pérez Leal, hijo del presidente de Guatemala y alcalde del municipio de Mixco, defendió su gestión y aseguró que la denuncia en su contra no corresponde a su mandato.

Pérez Leal, a quien le retiraron el miércoles su inmunidad para que fuera investigado por el delito de desobediencia, dijo que la deuda de 1,5 millones de dólares que le atribuye el abogado penalista Enrique Franco no corresponde a su gestión sino a la del ex alcalde Elmer Morales Fión en el año 2000.

Aseguró que recibió una deuda total de más de 20 millones de dólares, entre la que se incluye a la que hace referencia la de la denuncia.