• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Desmotivación provocó baja participación en comicios de EEUU

FOTO EFE

FOTO EFE

Las razones para no votar son diferentes. No se observa tanta motivación como en las presidenciales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Messert, joven afroamericana y cajera de una cafetería en Atlanta, Georgia, no sabía que ayer era el último día que tenía para votar en las elecciones de mitad de periodo de Estados Unidos.

Al enterarse de la noticia, pensó que quizá podría acudir a su centro de votación después del trabajo. Sin embargo, se encontró con un problema: su jornada laboral termina a las 5 de la tarde, por lo que no sabía si le daría tiempo de sufragar antes del cierre de las mesas.

Expertos y estudios de opinión calcularon que más del 50% de los electores registrados en todo Estados Unidos no se expresaría en las votaciones. En el condado de Fulton, en Atlanta,  se proyectó que participaría entre 46% y 51% de los registrados. En 2010, cuando se celebraron las últimas elecciones de mitad de periodo, votó 49%.

Las razones para no votar son diferentes. Daniel Rodríguez, estudiante de 18 años de la universidad de Emory e hijo de una barquisimetana y un merideño, explicó que decidió no registrarse para estas votaciones debido a que está enfocado en los estudios. Piensa hacerlo para 2016, cuando son las próximas elecciones presidenciales.

Tanto Messert como Rodríguez aseguraron que no habían recibido mucha información sobre el proceso electoral, dato que hace levantar sospechas acerca de la eficiencia con la que se usaron los cerca de 4 millardos de dólares que fueron gastados en todo el país durante las campañas, según cálculos del Center for Responsive Politics.

Venezolanos que viven en Estados Unidos piensan que la apatía se debe en gran parte a las deficiencias de la dirigencia política actual.

“Hay mucho desencanto en la población. Hay demagogia, demasiada burocracia y algunos políticos no cumplen sus promesas”, indicó Maritza Morelli, que tiene 24 años viviendo en Atlanta.

Por su parte, Carlos Englert, ingeniero caraqueño residenciado en Washington DC y que no podía votar por no ser ciudadano estadounidense, señaló que la situación le recuerda a la que se vivió en Venezuela en los 80.

“Hay dos partidos con candidatos mediocres que no despiertan mucho interés en los electores. Da miedo que en el futuro eso conlleve a una crisis política”, expresó.

De acuerdo con un estudio de Gallup hecho antes de los comicios de ayer, sólo 32% de los encuestados estaba “extremadamente motivado” para votar, una caída de 18 puntos respecto al 50% que se registró en la misma categoría en 2010.

Sin embargo, académicos aseguran que la situación no debe provocar alarma. Alan Abramowitz, profesor de ciencias políticas en la universidad de Emory, explica que la baja participación no representa un peligro para el sistema político estadounidense.

“Lo que ocurre es que hay descontento con el actual Congreso y se tiende a culpar al partido opuesto. Pero la gente cree en el sistema. A los que afecta la baja movilización es a los candidatos del partido demócrata, cuyos simpatizantes tienden a votar menos en estos comicios”, afirmó.

Históricamente, la participación en las elecciones de mitad de periodo tiende a estar entre 40% y 50%. En las presidenciales sube y se ubica entre 50% y 60%.

Votar por educación. Morelli, que está dirigiendo una organización sin fines de lucro en Atlanta para promover la educación entre los latinos, sí acudió ayer a las urnas. Lo hizo pensando en tres temas: educación, salud e inmigración.

Considera que los demócratas tienen mejores ideas para conseguir avances en todas estas materias, aunque está frustrada con el gobierno de Barack Obama debido a que no ha terminado de impulsar la reforma migratoria.

La situación venezolana también estuvo en la mente de Morelli a la hora de votar. Asegura que los demócratas tienden a estar más atentos a la coyuntura mundial que los republicanos.
 
Obama se enfrentará al peor resultado
Seis años después de una de las elecciones más celebradas en Estados Unidos, se prevé que el presidente, Barack Obama , se enfrentará a los peores resultados electorales de este período. Su partido, el Demócrata, tiene altas probabilidades de perder la mayoría en el Senado, igual que le pasó en 2010 con la Cámara de Representantes, lo cual lo enfrentaría a un complicadísimo final de mandato a nivel legislativo.La oficinas de votación para estas elecciones de mitad de término abrieron su puertas ayer  a partir de las 6:00 en la costa este del país. Desde entonces, los estadounidenses sufragaron (el voto es optativo) para renovar los 435 escaños de la Cámara de Representantes, 36 de las 100 bancas del Senado, 36 de 50 gobernadores y una parte de los legisladores locales.
 
ElDato
Candidato de La Guaira
La elección por el escaño de Wyoming en el Senado está casi decidida a favor de los republicanos y no genera mucha atención. Sin embargo, es interesante para Venezuela porque el candidato demócrata es Charlie Hardy, un ex sacerdote que vivió en La Guaira por 8 años y escribe sobre Venezuela en varios blogs. Un vecino de él en Venezuela dice que tiene simpatía por el chavismo y que un hijo suyo trabajó para la alcaldía de Vargas