• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Departamento de Estado: EE UU no busca desestabilizar Venezuela

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, declaró que no apoyarán un informe que tiene establecido un límite de tiempo / Archivo

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki / Archivo

La portavoz Jen Psaki aseguró que sanciones van contra funcionarios del gobierno venezolano y que Estados Unidos no busca la inestabilidad del país 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Departamento de Estado de EE UU aseguró que Washington no busca desestabilizar Venezuela, como lo han afirmado autoridades del gobierno venezolano.

Así lo estableció la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, en rueda de prensa:"No estamos promoviendo la desestabilización de Venezuela. Más bien, creemos que el respeto por las normas democráticas y los derechos humanos es la mejor garantía para la estabilidad del [país]", dijo Psaki.

El presidente Nicolás Maduro pidió a la Asamblea Nacional "poderes antiimperialistas" para responder a la nueva ronda de sanciones de EE UU que afectan a siete funcionarios venezolanos.

La vocera calificó como falsas las acusaciones que las acciones de Washington buscan socavar el gobierno venezolano."El objetivo de estas sanciones es persuadir al gobierno venezolano a cambiar su conducta", agregó Psaki.

La portavoz expresó que la nueva ronda de sanciones a Venezuela no va en contra de los ciudadanos del país ni contra su economía, sino sobre funcionarios del gobierno que han violado los derechos humanos.

Psaki dijo que EE UU continúa siendo un importante socio del pueblo venezolano y su economía.

Consultada sobre si las acciones contra los funcionarios venezolanos afectarían de alguna manera las negociaciones con Cuba, dada la carta en la que Fidel Castro felicita a Nicolás Maduro por su discurso rechazando las sanciones, Psaki dijo que los diálogos con la isla continuarán su curso.

 "Las sanciones dejan en claro y envían un fuerte mensaje acerca del hecho que no aceptamos violadores de derechos humanos y oficiales corruptos", concluyó Psaki.