• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Denuncian el mayor fraude electoral en Ecuador

Se registró el voto de migrantes ecuatorianos que residen en el exterior y que no estaban en el país para el momento de las elecciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de 14 organizaciones políticas de Ecuador denunciaron hoy un fraude electoral supuestamente cometido en las elecciones locales de 2014 y del que habrían sido víctima 330.124 ciudadanos cuyo voto fue registrado por el Consejo Nacional Electoral, a pesar de que no sufragaron.

Los denunciantes calificaron estos supuestos hechos como "el mayor fraude electoral en la historia del Ecuador" y dijeron que llegaron a esta conclusión al establecer una proyección, tras estudiar una muestra de 5.683 ciudadanos, de los cuales habría votado 92 %, según los registros oficiales.

Agrupados en la plataforma "Acuerdo Nacional por la Transparencia Electoral", anunciaron acciones legales y exigieron al CNE que dé explicaciones o que sus responsables renuncien.

El ex secretario nacional del Migrante William Murillo, quien ejerció ese cargo en el gobierno del presidente Rafael Correa, dijo que posee "pruebas" que demuestran que se registró el voto de migrantes ecuatorianos que viven en el exterior y que legalmente no pudieron hacerlo, ya que la ley no se lo permite.

Entre ellos figura el columnista Emilio Palacio, quien está empadronado en Miami (EE.UU.); el periodista del canal estadounidense Univisión Galo Arellano y también futbolistas de la selección que militan en equipos de otros países.

Según los registros, "todas estas personas tendrían certificado de votación a pesar de estar impedidos y no saberlo", indicaron las organizaciones denunciantes en un comunicado.

Murillo, en una conferencia de prensa, dio a conocer una investigación realizada durante más de un año y explicó que, además, ciudadanos que están empadronados en Ecuador y que el día de las votaciones no estaban en el país cuentan también con certificado de votación.

Según él, los hechos denunciados podrían constituir "delitos contra la fe publica, falsificación de firmas, falso sufragio, fraude electoral, suplantación de identidad".

"Así que puedo concluir (...) que hubo fraude electoral en el 2014 (...) que no existe credibilidad en todo el proceso electoral y que el CNE no es ni transparente ni confiable para manejar las elecciones del 2017", declaró Murillo.

El ex funcionario, quien señaló que los migrantes no deben figurar en el padrón electoral, dijo que el voto de su propia madre, Cristina Vera, fue registrado, pese a que no acudió a las urnas.