• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Denuncian 498 arrestos en visita de Obama

En lo que va de año se alcanzaron ya 3.971 detenciones por motivos políticos, aunque apuntan que el dato real es mucho mayor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional denunció que en marzo hubo en la isla, por lo menos, 1.416 detenciones arbitrarias por motivos políticos, 498 de las cuales tuvieron lugar durante la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

“En los días de la histórica y amistosa visita del presidente Barack Obama a Cuba, el gobierno de la isla, en lugar de asegurar una atmósfera de tranquilidad ciudadana, desató una verdadera oleada de represión política e incontables acciones intimidatorios”, indica el informe de represión mensual que elabora este grupo liderado por el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez.

La cifra de los 1.416 arrestos, en la mayoría de los casos por unas horas, es una de las más altas registradas por mes en los últimos 5 años, solo superada por las 1.447 detenciones arbitrarias de noviembre de 2015.

La comisión, único grupo que contabiliza en la isla estos incidentes, señaló que en marzo también hubo 76 casos de agresiones físicas de agentes de las Fuerzas del Estado contra opositores.

En lo que va de año se alcanzaron ya las 3.971 detenciones por motivos políticos, aunque apuntan que el dato real es mucho mayor.

“Resulta imposible una cuantificación abarcadora dada la naturaleza opaca y cerrada del régimen imperante en Cuba hace casi seis décadas”, señala el texto.

La comisión, entre los casos más inquietantes y condenables, destacó el del opositor Yuri Valle Roca, quien fue objeto de una brutal golpiza a manos de funcionarios de la policía política secreta el 20 de marzo, por lo que estuvo detenido tres días, o el de Rosa Escalona, Dama de Blanco, a quien se le fracturó un tobillo durante una agresión por parte de agentes del régimen de los Castro, que los considera disidentes mercenarios y contrarrevolucionarios.