• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

Dentro del Vaticano

Esta ciudad religiosa, siempre ha representado un misterio para la sociedad, estando en ella se puede observar pinturas al estilo romano, el altar al Papa, hasta los monagillos con velas en las manos, sirviendo a su máximo representante, Benedicto XVI

  • 780x506 Los próximos días están llenos de grandes acontecimientos para la Iglesia católica. El domingo, día 7 de octubre, el Papa inaugurará el sínodo sobre la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe | REUTERS/Gabriel Bouys
  • 780x506 Un sínodo es una asamblea de prelados de diversas partes del mundo convocados por el Papa para reflexionar sobre las actividades de la Iglesia | REUTERS/Claudio Peri
  • 780x506 El sínodo terminará el 28 de octubre de 2012 | REUTERS/Osservatore Romano
  • 780x506 El domingo día 7 de octubre el Papa también nombrará doctores de la Iglesia a San Juan de Ávila y a Santa Hildegarda de Bingen | REUTERS/Alessandro Bianchi
  • 780x506 Finalmente, y sobre todo, el día 11 de octubre comenzará el Año de la Fe | REUTERS/Tony Gentile
  • 780x506 El Santo Padre ha elegido la fecha del 11 de octubre de 2012 para abrir el Año de la Fe porque en esa jornada confluyen dos hechos sobresalientes: el 50.º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y el 20.º aniversario de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica | REUTERS/Osservatore Romano
  • 780x506 El Año de la Fe será clausurado el 24 de noviembre de 2013, en la solemnidad de Cristo Rey | REUTERS/Tony Gentile
  • 780x506 En la carta apostólica Porta Fidei, de 11.10.2011, con la que Benedicto XVI convocaba el Año de la Fe, el Sumo Pontífice invitaba a «redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada» | REUTERS/Alessandro Bianchi
  • 780x506 Es el mismo objetivo de la Nueva Evangelización: una llamada a cada católico para que profundice en la propia fe, actúe en consecuencia y la transmita a los demás | REUTERS/Alessia Pierdomenico
  • 780x506 Benedicto XVI sostiene en la misma Porta Fidei: «Mientras que en el pasado era posible reconocer un tejido cultural unitario, ampliamente aceptado en su referencia al contenido de la fe y a los valores inspirados por ella, hoy no parece que sea ya así en vastos sectores de la sociedad, a causa de una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas» | REUTERS/Giampiero Sposito
  • 780x506 Por eso, el Papa invita a una «auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo» | REUTERS/Osservatore Romano
  • 780x506 El Papa recuerda que hay creyentes que sobresalen en los diversos ámbitos de la ciencia, pero tienen «un débil e insuficiente conocimiento de los contenidos de la fe» | REUTERS/Stefano Rellandini
  • 780x506 Se trata de un «desequilibrio imperdonable que no permite crecer en la identidad personal y que impide saber dar razón de la elección realizada» | REUTERS/ Massimo Sestini/Polizia di Stato
  • 780x506 Sobre el Concilio Vaticano II, el Papa subraya que sus textos «no pierden su valor ni su esplendor. Es necesario leerlos de manera apropiada y que sean conocidos y asimilados como textos cualificados y normativos del Magisterio, dentro de la Tradición de la Iglesia» | REUTERS/Alessandro Bianchi
  • 780x506 Esto puede ser válido también para «muchas personas en nuestro contexto cultural» que «buscan con sinceridad el sentido último y la verdad definitiva de su existencia y del mundo». Esta búsqueda es un auténtico «preámbulo» de la fe, «porque lleva a las personas por el camino que conduce al misterio de Dios» | REUTERS/Alessandro Bianchi
  • 780x506 Para acceder a un conocimiento sistemático del contenido de la fe, «todos pueden encontrar en el Catecismo de la Iglesia Católica un subsidio precioso e indispensable. Es uno de los frutos más importantes del Concilio Vaticano II» | REUTERS/Giampiero Sposito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: