• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Demócratas piden defender sin miedo plan de salud

 Barack Obama / AFP

Barack Obama / AFP

El presidente Barack Obama anunció recientemente que el número de personas registradas en el nuevo sistema alcanzó los 7 millones, más de lo esperado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La reforma del sistema de salud no es un obstáculo electoral sino una ventaja, dicen algunos estrategas demócratas, animando a su partido a defender sin miedo la iniciativa a pesar de las críticas de los republicanos.

La reforma ha atraído una participación mayor a lo que se pensaba y ha reducido los costos, por lo que algunos miembros del partido en el gobierno están comenzando a pensar que en vez de una mancha política, la iniciativa podría correr a su favor en las elecciones legislativas de este noviembre.

Los republicanos prácticamente están retando a los demócratas a defender la ley, que es duramente criticada en los anuncios televisivos de los candidatos al Congreso. Pero activistas demócratas en Alaska, por ejemplo, han aceptado el reto, y otros están considerando hacerlo también.

El presidente Barack Obama anunció recientemente que el número de personas registradas en el nuevo sistema alcanzó los 7 millones, más de lo esperado. Y la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso calcula que los costos para los afiliados aumentarán muy poco en 2015. En la próxima década, según esa dependencia oficial, el costo al erario público de esa ley será 100.000 millones de dólares menos de lo calculado.

Los republicanos ya estaban en aprietos porque prometían "derogar y reemplazar" la reforma sin proponer una solución viable, dijo Thomas Mills, un consultor político demócrata y bloguero en Carolina del Norte. Ahora más que nunca, expresó, los demócratas tienen razones para dejar su postura defensiva.

"Los demócratas tienen que ir a la ofensiva con la reforma", dijo Mills. "Todos votaron a favor, es cuestión suya, no pueden esconderse, así que mejor, a defenderla".

Incluso algunos profesionales que criticaban la ley admiten que el clima político ha cambiado.

"Creo que los demócratas pueden arrebatarle a los republicanos el tema de la reforma de salud", opinó Bob Laszewski, un consultor para la industria médica. "El Partido Demócrata puede convertirse en el partido que arregle la reforma del sistema de salud".

Muchos demócratas ya hacen campaña prometiendo "arreglar" la reforma, pero usualmente lo hacen al defenderse de los críticos o para mostrarse como dispuestos a contrariar a Obama.

Por ejemplo, la senadora Mary Landrieu, demócrata de Luisiana, ante una difícil campaña para la reelección, usó su primer anuncio televisivo de la campaña para exigir que la reforma permita a los consumidores mantener las pólizas de seguro que deseen.

Pero ni Landrieu ni otros demócratas han hecho lo que hizo un grupo activista en Alaska, que está defendiendo intensamente las partes más populares de la nueva ley.

El grupo independiente Put Alaska First está organizando un anuncio televisivo en que elogia al senador demócrata Mark Begich por ayudar a la gente a obtener cobertura médica aun cuando sufran de "condiciones preexistentes" como cáncer. El anuncio no menciona directamente a Obama ni a la reforma, pero hace énfasis en ese punto popular de la ley.

Otros demócratas deben considerar tácticas similares, declaró el consultor político David DiMartino.

"Aún queda tiempo para contar la historia de la reforma a los votantes", declaró.