• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Demócratas formalizaron a Hillary Clinton como su candidata presidencial

El ambiente fue una fiesta tras la tensión del primer día de Convención | Foto: Referencial

El ambiente fue una fiesta tras la tensión del primer día de Convención | Foto: Referencial

Con 15 de los votos de Dakota del Sur, la aspirante superó los 2.382 delegados necesarios para garantizar su nominación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer, en la arena del Wells Fargo Center de Filadelfia, Hillary Clinton hizo historia al ser nominada como la candidata del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre, lo que la convirtió en la primera aspirante por uno de los dos principales partidos de Estados Unidos.

Con los 15 votos de los delegados de Dakota del Sur, la candidata superó los 2.382 delegados necesarios para garantizar su aspiración a la Casa Blanca.

Horas más tarde y en horario estelar el ex presidente Bill Clinton ofreció su discurso. Inició sus funciones como “primer caballero” y trampolín para impulsar a su esposa entre la clase trabajadora y los hombres blancos que no la apoyan. En la tarde aún afinaba detalles para rememorar lo hecho en 2008, cuando emocionó a todos los asistentes y presentó las cualidades de quien a la postre sería el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Ayer también hablaron un sobreviviente del 11 de septiembre, las actrices Lena Dunham, de la serie Girls, y América Ferrara, de Betty la Fea.

El ambiente fue distinto al del lunes, primer día de la Convención Demócrata, que empezó con preocupaciones desde el martillazo inicial por el escándalo de la filtración de los correos electrónicos que mostraban preferencia hacia Clinton, los abucheos a la secretaria del partido, Debbie Wasserman Schultz, y la clara brecha entre los partidarios de Bernie Sanders, que se negaban a respaldar a la ex secretaria de Estado.

El temor de que no amainese la “revolución” del senador por Vermont se hizo sentir. Exhibir las fisuras era el mayor miedo del partido, y más cuando algunas encuestas posicionan al magnate y aspirante republicano Donald Trump por delante de Clinton.

Pero la votación llegó a feliz término y, además, la nominada contó con muchos espaldarazos desde la primera jornada. El principal y más esperado llegó de su adversario a la nominación, el septuagenario socialista, que ayer afirmó: “Hillary Clinton debe convertirse en la próxima presidente de Estados Unidos. En estos tiempos difíciles para nuestro país esta elección debe servir para unirnos, no para dividirnos”.

Ese momento del lunes, en el que la mayoría de los delegados celebraron, cambió la perspectiva oscura del evento y dio paso para lo que fue una fiesta de unidad, que consolidó la plataforma de los progresistas del partido y que los llevó a hacer un frente común: todos contra Trump.

El mismo día la comediante Sarah Silverman, que durante las primarias manifestó ser seguidora de Sanders, dijo que la postura de no apoyar a Clinton en las presidenciales era ridícula.
 
Memorable. En la jornada del lunes el ambiente también cambió con el discurso de la primera dama, Michelle Obama, que fue ovacionada por su emocional alocución.

“Me despierto cada mañana en una casa que fue construida por esclavos. Y veo a mis hijas, dos jóvenes negras, inteligentes y hermosas, jugando con sus perros en los jardines”, expresó en una clara afirmación contra los dichos de Trump, y alegó que con Hillary Clinton dan por sentado que una mujer puede ser presidente de la nación norteamericana.

“No permitan que nadie les diga que este país no es grande, que de alguna manera tenemos que hacer que sea grande otra vez. Porque, ahora mismo, este es el mejor país del mundo”, afirmó.

El presidente Obama fue uno de los primeros en reaccionar al discurso de su esposa. “Un discurso increíble de una mujer increíble. No podría estar más orgulloso y nuestro país ha sido bendecido al

tenerte como primera dama. Te amo, Michelle”, escribió en Twitter.
En la misma red social clamaron para que Michelle Obama, que supera en popularidad a su marido y también a Hillary Clinton, se plantee aspirar a la Presidencia, algo que ha descartado en reiteradas ocasiones.

El discurso del senador por Nueva Jersey, Corey Booker, fue comparado con el de Obama en 2004 –y en tan solo cuatro años lo convirtió en la estrella del partido y presidente de la nación– la alocución fue muy aplaudida por su carisma y energía.
 
El dato
El senador por Vermont Bernie Sanders aseguró a sus seguidores que, como consecuencia de su movilización en la campaña interna, el Partido Demócrata tendrá la plataforma más progresista de su historia. El legislador volvió a endosar su apoyo a Clinton y pidió la suspensión de la votación para que la aspirante fuera electa por aclamación. Sus palabras causaron gran ovación.