• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Delegación panameña viaja a Venezuela por deuda de $1.000 millones

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela y la vice y canciller Isabel De Saint Malo / AFP

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela y la vice y canciller Isabel De Saint Malo / AFP

El vicecanciller Luis Miguel Hincapié vendrá al país para reactivar los mecanismos de “consultas políticas”. En 2014 ambos países acordaron los mecanismos para gestionar el pago de la deuda de empresas venezolanas con sus pares en Panamá, principalmente a la aerolínea Copa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una delegación panameña encabezada por el vicecanciller Luis Miguel Hincapié viajará el martes a Caracas para reactivar las negociaciones acordadas entre ambos países en torno a una deuda venezolana cercana a los 1.000 millones de dólares, informó este lunes una fuente oficial.

Hincapié "liderará el próximo 21 y 22 de abril una misión oficial a la República Bolivariana de Venezuela para reactivar los mecanismos de consultas políticas", precisó la Cancillería en un comunicado.

El viaje de la delegación panameña se produce tras una reunión el pasado 14 de abril, en Caracas, entre el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la vicepresidenta panameña, Isabel De Saint Malo.

En 2014 ambos países acordaron los mecanismos para gestionar el pago de la deuda de empresas venezolanas con sus pares en Panamá, principalmente a la aerolínea Copa, compañías de la zona franca de Colón (norte) y farmacéuticas, que diversas fuentes panameñas han evaluado por encima de los 1.000 millones de dólares.

El diálogo se desarrollará en varias mesas de trabajo enfocadas en temas como la agenda social, servicios aéreos, comercio y energía, según el comunicado.

En particular se verán aspectos como la ampliación de frecuencia aérea entre Panamá y Venezuela, la reactivación de acuerdos existentes en materia de energía y la liberación de divisas pendientes con empresas panameñas, entre otros.

Los empresarios venezolanos tienen dificultades para obtener dólares, frente a un rígido control cambiario vigente desde 2003, al que se suma el desplome de los precios del petróleo, cuya venta es la principal fuente de divisas para el país.

Caracas no reconoce parte de esa deuda porque la considera fraudulenta.

Tras la reunión entre Maduro y De Saint Malo, el presidente venezolano ordenó la creación de una comisión especial para investigar casos de lavado y fuga de divisas en manos de venezolanos establecidos en Panamá.

Según Maduro, "hay riquezas mal habidas del robo que se ha hecho con los dólares que le pertenecen a los venezolanos y de toda una mafia que se ha conformado alrededor de algunas bancos y banqueros privados".