• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Delcy Rodríguez fue designada canciller de la República

Delcy Rodríguez ha ocupado altos cargos políticos en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro | Foto AVN / Archivo

Delcy Rodríguez ha ocupado altos cargos políticos en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro | Foto AVN / Archivo

Expertos coinciden que el reacomodo político y distribución de cuotas de poder dentro del gobierno causaron el nombramiento. A Ramírez lo mandaron a la ONU de embajador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres meses y 23 días fue lo que duró Rafael Ramírez como ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. Mediante una serie de tuits el presidente Nicolás Maduro informó la decisión de cambiar a quien fuera el hombre fuerte de la administración pública por casi 15 años por la abogada Delcy Rodríguez ex ministra de Información y hermana del alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez.

“El 1° de enero de 2015 Venezuela se incorpora al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con la mayor responsabilidad para defender la Paz Mundial… Por eso he designado al compañero Rafael Ramírez para que asuma directamente como embajador de nuestra Patria en Nueva York ante la ONU”, escribió en su cuenta @NicolasMaduro.

“Asumo con disciplina revolucionaria la decisión del presidente Maduro. Desde cualquier lugar o posición que la revolución indique estaré con honestidad y firmeza dando las batallas en defensa de nuestra patria”, señaló Ramírez en Twitter tras su nombramiento.

La nueva ministra, que tiene como experiencia su estancia en la Embajada de Venezuela en Londres y como asesora de Roy Chaderton cuando fue canciller, dijo en la red social: “Agradezco al jefe de Estado presidente obrero Nicolás. Es un honor la convocatoria que se me hace”.

Maduro agradeció al hasta hoy embajador ante la ONU, Samuel Moncada, por su trabajo y dijo que con el nuevo encargado llevarán la visión bolivariana de Chávez y a cumplir la tarea de defender el derecho a paz y soberanía de los pueblos.

Decisión improvisada. La decisión no deja de levantar suspicacias. El único precedente que se tiene de una remoción tras corto tiempo fue la designación de Humberto Calderón Berti, durante la crisis política que sucedió con la destitución de Carlos Andrés Pérez y la designación de Ramón J. Velásquez como presidente interino.

Los internacionalistas Elsa Cardozo y Edmundo González Urrutia coinciden en que la decisión es un reacomodo interno y lucha intestina dentro del chavismo. “Lo primero que se piensa es acomodo de política interna y distribución de cuotas de poder, en este lío de intereses y tensiones internas en el seno del gobierno”, señaló Cardozo. González Urrutia coincidió: “Uno puede imaginar que responde a cuestiones internas, a pujas de poder a enfrentamientos y críticas de ese tipo”.

El académico dijo que en un gobierno que cambia a ministros de esa forma, la designación no debería sorprender, pues no se respetan cargos ni rangos. “Políticamente la lectura es pasar al hombre más importante del país, que durante una década estuvo en la cartera más importante, para un ministerio con prestigio, pero no poder, y luego lo sacas. Es algo poco visto y poco usual”.

Cardozo afirmó que desconoce si la nueva canciller tiene el perfil que se busca en un diplomático, por su carácter de confrontación, en un momento de tensiones de Venezuela con Estados Unidos por la aprobación de sanciones contra funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos.

González Urrutia agregó: “La membresía del Consejo de Seguridad no se hace de la noche a la mañana. Eso tiene más de un año trabajándose y para eso se había designado un hombre –Samuel Moncada– que no tenía una vasta experiencia diplomática, pero era un historiador respetado. Esto no es más que una muestra de la política exterior incoherente, contradictoria, que no tiene orientación fija, y no tiene continuidad en los objetivos estratégicos”.