• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Defensoría colombiana denuncia amenazas a 38 periodistas y defensores de DD HH

Defensoría del Pueblo colombiana/ Defensoría de Colombia

Defensoría del Pueblo colombiana/ Defensoría de Colombia

Las amenazas proceden de la banda criminal Autodefensas Gaitanistas de Atlántico y Magdalena, un grupo nacido tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006, según un comunicado de la Defensoría

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Defensoría del Pueblo de Colombia denunció hoy que 38 periodistas, activistas de derechos humanos y funcionarios en los departamentos de Atlántico y Magdalena (norte) han sido amenazados y reclamó que se tomen medidas de seguridad para asegurar sus vidas.

Las amenazas proceden de la banda criminal Autodefensas Gaitanistas de Atlántico y Magdalena, un grupo nacido tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006, según un comunicado de la Defensoría.

El mensaje enviado por este grupo, que rechaza la denominación de banda criminal que les da el Gobierno, se extiende a periodistas de medios nacionales y regionales, a directores regionales de la Unidad de Restitución de Tierras, el senador Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático, líderes de víctimas del conflicto armado e integrantes del partido de izquierdas Unión Patriótica.

Entre los amenazados están periodistas como el director de Atlántico Noticias, Jorge Cura; los corresponsales de televisión Luis Oñate y Argemiro Pión, la corresponsal de La W Radio Lina Palma y el periodista regional de Caracol Radio y TV Magdalena Junior Beltrán Rodríguez.

Según los datos que maneja la Defensoría, doce de las personas amenazadas cuentan con esquemas de seguridad de la Unidad Nacional de Protección (UNP), dos están en evaluación de riesgo y en el caso de las otras 24 aún está por establecerse su situación.

El año pasado, otras bandas criminales herederas de los paramilitares amenazaron de muerte a más de 150 de personas entre defensores de los derechos humanos, activistas de izquierdas y periodistas.