• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Decapitación moviliza a occidente contra islamistas

John y Diane padres de James Foley reclaman justicia para su hijo | Foto AP

John y Diane padres de James Foley reclaman justicia para su hijo | Foto AP

Alemania, Italia y Albania se sumaron a Francia en la iniciativa de suministrar armas a Bagdad y combatir a los milicianos radicales 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó enérgicamente el asesinato del periodista estadounidense James Foley, y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia.

“El asesinato del reportero es un crimen abominable que demuestra que sigue adelante la campaña de terror del Estado Islámico contra el pueblo de Irak y de Siria”, dijo el funcionario en un comunicado.

La Casa Blanca confirmó la autenticidad de un vídeo que muestra la decapitación del periodista, secuestrado en Siria en noviembre de 2012. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se mostró consternado, pero aclaró: "Vamos a seguir haciendo lo que debemos hacer".

"Una cosa en la que todo el mundo está de acuerdo es que un grupo como el Ejército Islámico no tiene cabida en el siglo XXI", agregó Obama.

En el vídeo, Foley se despide de su familia y acusa al gobierno de Estados Unidos de ser el culpable de su ejecución por su reciente intervención en Irak, antes de ser decapitado por un encapuchado con acento inglés.

En las imágenes, además de Foley de 40 años de edad, hay otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, y cuya vida depende de la decisión de Obama, según dice en la grabación.

En Londres, el secretario del Exterior, Philip Hammond, dijo que el hombre que aparece decapitando a Foley parece ser británico, un aspecto que pone de relieve el empleo creciente de combatientes occidentales para obtener reclutas y aterrorizar a sus enemigos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, instó a todos los países de Medio Oriente, incluido Irán, y a las potencias mundiales a aliarse para frenar la ofensiva de la organización yihadista. El presidente François Hollande convocó una conferencia internacional sobre la situación en Irak.

Alemania, Italia y Albania se sumaron a Francia en la iniciativa de suministrar armas a Irak para ayudar a las fuerzas a combatir el avance del Estado Islámico.