• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

David Petraeus contrató un abogado de personalidades para saber cómo actuar tras su renuncia

El director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), David Petraeus / AFP - Karen Bleier

El ex director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), David Petraeus / AFP

El profesional del derecho es conocido por negociar acuerdos sobre libros biográficos de grandes personalidades, desde el presidente estadounidense, Barack Obama, hasta la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex director de la Agencia Central de Inteligencia de EE UU (CIA) David Petraeus contrató al abogado Robert Barnett, especializado en personalidades, para que le asesore sobre qué debe hacer tras su renuncia al cargo luego de haber reconocido una relación extra matrimonial, informó hoy la prensa.

Según recoge la página digital del diario Político, Petraeus firmó un acuerdo con Barnett, quien lo orientará en la planificación de su futuro.

El abogado es conocido por negociar acuerdos sobre libros biográficos de grandes personalidades, desde el presidente estadounidense, Barack Obama, hasta la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin.

Pero, según informan los medios estadounidenses, Petraeus no tiene previsto publicar ningún libro sobre sus escarceos con su biógrafa, Paula Broadwell, sino que pretende obtener consejo legal de Barnett para retirarse de la esfera pública lo mejor posible.

El escándalo desatado por la dimisión del exdirector de la CIA se suma a la polémica política en torno a la reacción del Gobierno de Obama al ataque contra el consulado estadounidense de Bengasi (Libia) el pasado septiembre.

Las presiones de varios congresistas provocaron que finalmente el exdirector de inteligencia compareciera el viernes pasado ante los legisladores para explicar su versión de esos hechos.

Broadwell, por su parte, regresó hoy a su hogar de Charlotte (Carolina del Norte) después de haberse recluido en casa de su hermano en Washington DC cuando estalló el escándalo.