• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Dado de alta el británico afectado por el ébola en Sierra Leona

El joven es atendido en el hospital Royal Free, en el norte de Londres. EFE

El joven era atendido en el hospital Royal Free, en el norte de Londres. EFE

Pooley trabajaba como enfermero voluntario cuando fue diagnosticado de ébola

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

William Pooley, un británico que contrajo el virus del ébola mientras trabajaba de voluntario en Sierra Leona, fue dado de alta hoy tras haberse "recuperado completamente", según fuentes hospitalarias.

En unas declaraciones a los medios, Pooley, de 29 años, agradeció el trato recibido en el Royal Free Hospital de Londres y se consideró afortunado por haber sobrevivido a la infección, que ha causado la muerte a la mitad de unos 3.000 afectados en África.

Pooley recibió el fármaco experimental ZMapp en una unidad aislada de ese hospital londinense, que ahora será descontaminada con un proceso químico.

"He sido afortunado de diversas maneras: primero, en la calidad del cuidado que he recibido, que es un mundo aparte de lo que la gente en África Occidental está recibiendo", declaró.

"Mis síntomas nunca progresaron hasta los peores estadios de la enfermedad; he presenciado muertes horribles, yo tuve síntomas desagradables pero nada comparado con los peores", dijo.

Pooley trabajaba como enfermero voluntario en Sierra Leona cuando fue diagnosticado de ébola, que empezó en Guinea y se extendió por otros países.

El británico fue repatriado en agosto en un avión militar y recibió tratamiento en el Reino Unido.

El especialista en enfermedades infecciosas del hospital Royal Free, Michael Jacobs, aseguró hoy que Pooley "no resulta infeccioso para nadie, pues el virus se ha eliminado de su cuerpo, y no supone un riesgo".

Desde que surgiera en marzo en Guinea Conakry, el brote ha matado en ese país, en Liberia, Sierra Leona y Nigeria a al menos 1.427 personas, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

El ébola, que se transmite por contacto con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.